Sábado 27 de noviembre de 2021

Goya honró a la Virgen del Rosario, titular de la catedral

  • 9 de octubre, 2021
  • Goya (Corrientes) (AICA)
Una caravana con la Virgen del Rosario recorrió las calles hasta la catedral donde se celebró la misa con la que Goya celebró su fiesta.
Doná a AICA.org

Con una colorida caravana automovilística acompañando la imagen de la Virgen del Rosario que recorrió calles y avenidas para terminar cerca de las 19 frente a la iglesia catedral Nuestra Señora del Rosario, donde se celebró la misa de cierre con gran participación popular, la ciudad de Goya celebró a la titular de la catedral y recordó un nuevo aniversario de su elevación al rango de ciudad, que el año próximo cumplirá 170 años.

En representación del obispo, los festejos fueron presididos por el vicario general de la diócesis de Goya, presbítero Juan Carlos López, ya que el obispo diocesano, monseñor Adolfo Canecin, acompañó a la comunidad de Monte Caseros donde celebraron a la Virgen del Rosario como patrona de esa ciudad.

Las celebraciones litúrgicas de Goya contaron con la participación de todos los sectores de la ciudad, niños, campesinos, pobladores de la zona rural con sus respectivas comunidades locales, en este año con la presencia de agrupaciones tradicionalistas, con su vestimenta gaucha y sus montados le dieron la impronta de la identidad de un pueblo devoto, de un pueblo cargado de fe.

Con la intención de hacer partícipes a todos los goyanos de esta pública expresión de fe, la caravana partió a las 17 en una imponente marcha de vehículos, rodados diversos, autos, camionetas y motos con los colores, en su gran mayoría celeste y blanco, como poniendo el acento en albergar un sentimiento común a todos.

"El testimonio de fe y esperanza de todo un pueblo, para arribar al lugar preparado para juntos celebrar la misa principal, frente a la catedral, con el distanciamiento dispuesto, pero con el espíritu de comunión y fraternidad, el pueblo de Goya preparó su corazón para la celebración", se afirma en un parte de prensa de la catedral.

En su homilía, el presbítero Juan Carlos López al comentar las lecturas de la misa que estaba celebrando destacó “cómo María, que forma parte como Madre de la comunidad de los apóstoles, recibe el mandato del Señor de ser testigos hasta los confines de la tierra”.

“María es Madre de la Iglesia” proclamada en el Concilio Vaticano II. Entonces “Ella es Madre y Modelo de la Iglesia, es modelo del discípulo y modelo de los cristianos” subrayó el rector de la iglesia catedral.

Al comentar el Evangelio se refirió al relato de la Anunciación del Ángel a María y recordó el mensaje del papa Francisco a los jóvenes cuando “habla del sí en la Anunciación”, donde siempre “llama la atención la fuerza del sí de María joven y la fuerza del "hágase" que le dijo al Ángel Gabriel” y es que fue “una cosa distinta a una aceptación designada, fue algo distinto a un sí, como diciendo bueno, vamos a probar a ver qué pasa”. Pero “María estaba decidida, supo de qué se trataba y dijo sí sin vueltas, fue algo más, fue el sí de quien quiere comprometerse y del que quiere arriesgar, del que quiere apostarlo todo sin más, de la certeza de saber que era portadora de una promesa”.

En otro momento de su homilía el padre López expresó: “Qué hermoso es aprender desde la experiencia de Maráa en la Palabra de Dios. Ella fue la mujer de la escucha en la que la Palabra se hace carne, porque María es encarnación de la Palabra”.

Más adelante, al destacar la recorrida de la imagen de la Virgen del Rosario por diversas instituciones durante el tiempo de la novena, manifestó que "se ve que en Goya celebran a su patrona, porque todo comenzó aquí con la Virgen del Rosario, desde esta calle del puerto, justo aquí donde estamos parados, donde toma el nombre de la primera villa: el puerto de Goya de la Virgen del Rosario”.

“Hoy, al celebrar los 169 años de la elevación de Goya al rango de ciudad, recordamos que la Virgen María estuvo acompañando la historia, con todas sus vicisitudes, no siempre lindas, difíciles y también situaciones alegres en el progreso de esta ciudad”.

Después de esta pandemia y de pasar diversas situaciones difíciles, “María es la Madre que consuela, es la Madre que reúne a sus hijos y nos hace comunión. Ella nos muestra los rasgos maternales de Dios que es Padre y Madre, lo que hace que la Iglesia no sea solamente una institución sino una familia”.

Finalmente llamó a “hacernos cargo de nuestra responsabilidad”, porque a veces hay signos de que “creemos que la responsabilidad es de los demás, nos excluimos y aislamos, nos borramos, pero el sí de María es todo lo contrario, es comprometer nuestras palabras y la vida en lo que Dios nos pide a cada uno de nosotros”.+