Miércoles 29 de junio de 2022

Goya: Aplican un protocolo de conducta para prevenir abusos de todo tipo

  • 15 de febrero, 2022
  • Goya (Corrientes) (AICA)
Desarrollado por Cáritas diocesana, involucra a la formación de clérigos, laicos y religiosos en torno a las mejores prácticas para proteger a las personas más vulnerables.
Doná a AICA.org

La diócesis de Goya, puso en vigencia un Código de Conducta con normas generales en torno a generar mejores prácticas para ofrecer un ambiente seguro, prevenir abusos de todo tipo y proteger a las personas más vulnerables.

Se trata de un proyecto desarrollado por Cáritas diocesana, que involucra también su compromiso de contribuir a la formación de clérigos, laicos y religiosos a través de charlas, en parroquias, capillas y colegios, que están a cargo del abogado Daniel Fernández. 

El doctor Fernández recorrió todos los departamentos de esta jurisdicción eclesial, explicando el protocolo de actuación en caso de conocerse o sospecharse situaciones de abuso hacia niños, adolescentes y personas vulnerables.

El Código de Conducta, explicaron desde la diócesis, desarrolla normas generales sobre el deber de informar y denunciar conductas reprochables; sobre el resguardo de la intimidad de los menores y personas vulnerables; sobre conductas que pudieran relacionarse con la sexualidad; sobre los lugares y desarrollo de actividades pastorales y educativas en general; organización de campamentos, retiros y otras actividades y sobre el uso de los medios de comunicación, entre otros temas.

El documento, además de los agentes pastorales (catequistas, integrantes del coro, ministros, administrativos, animadores de grupos juveniles y movimientos), brinda pautas específicas para el clero y para seminaristas.

“La Iglesia ama a todos sus hijos, pero cuida y protege con un afecto particularísimo a los más pequeños e indefensos: se trata de una tarea que Cristo mismo confía a toda la Comunidad cristiana en su conjunto”, subrayaron desde la diócesis y explicaron que “siendo consciente de esto, la Iglesia dedica un cuidado vigilante a la protección de los niños y de los adultos vulnerables”.

Las charlas formativas que se cumplieron con el equipo de Cáritas diocesana lleva por lema: “Les aseguro que cada vez  que lo hicieron con el más pequeño de mis hermanos, lo hicieron conmigo”.+