Martes 28 de junio de 2022

Fue inaugurada una capilla en la cárcel de Mercedes

  • 21 de febrero, 2022
  • Mercedes (Buenos Aires) (AICA)
Con la presencia del arzobispo de Mercedes-Luján, monseñor Jorge Eduardo Scheinig, el viernes 18 de febrero fue inaugurada una capilla en la Unidad Penitenciaria Nº5, de Mercedes.
Doná a AICA.org

El arzobispo de Mercedes-Luján, monseñor Jorge Eduardo Scheinig, participó, el viernes 18 de febrero, de la inauguración de una capilla en la Unidad Penitenciaria Nº5, de Mercedes, y bendijo las instalaciones.

El capellán del lugar, presbítero Norberto Chirigliano, explicó que en uno de los pisos del penal, se unieron tres celdas y se creó un espacio más amplio, que es una capilla interna. Los internos del lugar se encargaron de prepararla, de pintarla, arreglarla, poner bancos, y tener los asientos para que sea un lugar de oración, detalló.

"Diariamente los internos, con uno de ellos que hace de guía y los acompaña, y yo como sacerdote que semanalmente los visito, compartimos fundamentalmente momentos de oración, como por ejemplo el rezo del rosario, la celebración de la misa, el encuentro de catequesis y también a través de los medios audiovisuales, con películas formativas que ayuden a ir formando una conciencia religiosa y una formación cristiana", relató el sacerdote.

En su visita, monseñor Scheinig bendijo la capilla "San Dimas" y explicó a los internos la importancia de tener un lugar sagrado en ese ámbito. El nombre se debe a uno de los dos malhechores que están con Jesús en la cruz  y que es considerado por la Iglesia como el “buen ladrón”, a quien el mismo Jesús le dice: “Te aseguro que hoy estarás conmigo en el paraíso”.

"Pensamos en ese nombre, para que San Dimas sea un modelo inspirador para ellos, y para que su vida y su conducta empiece a transformarse y tener un camino nuevo", reflexionó el capellán.

Terminada la bendición, el arzobispo obsequió rosarios a cada uno de los cerca de 100 internos alojados en ese piso.

Más tarde, en la planta baja de ese mismo pabellón, donde hay un grupo de otros 100 internos, monseñor Scheinig se dirigió hacia ellos, hizo una oración y una bendición en torno a la imagen de la Virgen de Luján, Madre del pueblo argentino y finalmente, rezó en la capilla donde se encuentra el Santísimo Sacramento que está permanentemente y donde se celebran habitualmente los sacramentos.+