Jueves 18 de abril de 2024

Francisco: Jesús de Nazaret nos mostró su rostro

  • 28 de marzo, 2024
  • Ciudad del Vaticano (AICA)
En un mensaje a la Iglesia en Sonsonate, El Salvador, el Papa alienta a los devotos de Jesús de Nazaret que celebran los 420 años de la llegada de la imagen.
Doná a AICA.org

El Papa Francisco envió un mensaje a los fieles de Sonsonate, El Salvador, que celebran el 420 aniversario de la llegada a la región de una famosa imagen de Jesús de Nazaret.

El mensaje, dirigido al obispo local, Constantino Barrera, y a todos los devotos de la imagen, les agradece “por haberme hecho partícipe de la conmemoración” y por “permitirme sumarme a su celebración en este día solemne”.

El nuncio apostólico en El Salvador, monseñor Luigi Roberto Cona, leyó el mensaje del Santo Padre en la catedral de la Santísima Trinidad de Sonsonate, donde miles de devotos se habían congregado para acompañar la tradicional procesión de la imagen por las calles de la localidad.

El significado de la imagen
“También hoy”, escribió el Papa, “esperamos, como hicieron nuestros antepasados hace más de 400 años, ver aparecer la imagen de Jesús Nazareno”.

“Pero”, preguntó, “¿qué queremos ver? ¿Una hermosa estatua? ¿Una preciosa obra de arte? ¿El ajetreo y el bullicio de la gente?

Nada de lo anterior, subrayó el Papa. Más bien, dijo, “si estamos a la puerta de nuestras casas es para ver venir a Jesús”

En tales encuentros con Jesús, escribió el Papa Francisco, podemos, como Moisés, “ir a la presencia del Señor y hablar con él 'cara a cara, como un hombre habla con un amigo'”.

Sin embargo, a pesar de la gran fe de Moisés y de su estrecha relación con el Señor, señaló el Papa, el profeta “no tuvo la oportunidad de ver su rostro”, ya que vivió antes de los tiempos de Jesús.

“Nosotros, en cambio, podemos contemplar el rostro divino y sentir sus pies caminando a nuestro lado. Esta es la promesa que Dios nos hace cuando el Nazareno vuelve sus pasos para entrar en nuestro barrio, cruzar nuestra calle y detenerse en la puerta de nuestros hogares”.

Siguiendo a Jesús
El Papa concluyó su mensaje invitando a sus lectores a sumergirse profundamente en las próximas celebraciones de Pascua.  

“Qué triste sería”, dijo, “si nuestro corazón simplemente permaneciera pasivo contemplando una escena curiosa, sin postrarnos ante el paso de Jesús, sin escuchar, como Pedro, su invitación a seguirlo. ¡Qué lástima si no entendiéramos que es aferrándonos a Su Cruz como podemos caminar con Él, y no percibiéramos que es Él quien lleva este yugo para que encontremos nuestro descanso!”

De igual modo, los invitó a responder al Señor con generosidad: “Señor, tú sabes que te quiero”, a pesar de la ingratitud y a la indignidad: “Porque, respondiendo así, replicamos en nuestras vidas la actitud de los israelitas, que permanecían “postrados” delante de las entradas de sus tiendas, cuando la Gloria de Dios descendía sobre ellos”.

El Papa le pidió además que al llevar la imagen de Jesús Nazareno en procesión dirigieran sus oraciones por los hermanos que sufren: “hoy el Señor viene, como cada año, como cada instante, a nuestro encuentro, sigámosle, llevándolo sobre nuestros hombros, consolándolo en la llaga abierta de nuestros hermanos que sufren” y “Pidamos que nos muestre cómo debemos “glorificar a Dios” con nuestra vida”.+