Viernes 7 de mayo de 2021

Francisco exhortó a los religiosos a estar adheridos a Jesús

  • 11 de julio, 2015
  • Asunción (Paraguay) (AICA)
Luego de recibir las llaves de la ciudad de Asunción, el Papa se dirigió a la catedral metropolitana para presidir el rezo de vísperas con los obispos, sacerdotes, religiosos, seminaristas y algunos laicos referentes de entidades eclesiales. Allí aseguró que la belleza de la comunidad eclesial "nace de la adhesión de cada uno de sus miembros a la persona de Jesús.
Doná a AICA.org
Luego de recibir las llaves de la ciudad de Asunción, el Papa se dirigió a la catedral metropolitana para presidir el rezo de vísperas con los obispos, sacerdotes, religiosos, seminaristas y algunos laicos referentes de entidades eclesiales.

En su reflexión, Francisco sostuvo que la oración "no quiere ser alienante o solo preciosista", sino que debe impulsar a "poner en acción o revisar en aquello que se reza en los salmos", porque los consagrados son "las manos de Dios «que alza de la basura al pobre»".

"La oración es reflejo del amor que sentimos por Dios, por los otros, por el mundo creado; el mandamiento del amor es la mejor configuración con Jesús del discípulo misionero. Estar apegados a Jesús da profundidad a la vocación cristiana, que busca asemejarse a Él en todo lo realizado", afirmó el Pontífice.

Francisco también aseguró que la belleza de la comunidad eclesial "nace de la adhesión de cada uno de sus miembros a la persona de Jesús, formando un «conjunto vocacional» en la riqueza de la diversidad armónica".

Aun con limitaciones y diferencias, el Santo Padre pidió que el llamado a una vida consagrada no sea ocasión de "pavonearse", sino antes ser como Jesús, que "no hizo alarde de su categoría de Dios".

Recordando las veces que el campanario de la catedral debió ser repuesto, Francisco invitó a los consagrados a ser "firmes como un campanario" y "gozosos de repicar maravillas de Dios" para que el Señor "haga maravillas a través de la vida consagrada en el Paraguay".+