Sábado 20 de agosto de 2022

Francisco: "El mundo grita libertad, pero es más esclavo"

  • 13 de abril, 2018
  • Ciudad del Vaticano
El papa Francisco alentó a preguntarse si somos libres o esclavos de ambiciones, riquezas, modas, al reflexionar sobre la libertad verdadera, a la que consideró contraria a la del mundo que "es un poco esquizoide, esquizofrénico" y grita: "Libertad, libertad, libertad, pero es más esclavo, esclavo, esclavo". "Pensemos en esa libertad que Dios nos dona en Jesús", pidió.
Doná a AICA.org
El papa Francisco alentó a preguntarse si somos libres o esclavos de ambiciones, riquezas, modas, al poner como ejemplos de personas libres al mismo Jesús, al fariseo Gamaliel y a los apóstoles Pedro y Juan.

En la homilía de la misa matinal en la capilla de la Casa Santa Marta, el pontífice invitó a reflexionar sobre la libertad verdadera, a la que consideró contraria a la del mundo un poco "esquizofrénico".

En referencia a la lectura de los Hechos de los Apóstoles y al Evangelio de san Juan sobre la multiplicación de panes y peces, Francisco sostuvo que la libertad de la que hablamos en este tiempo pascual es la libertad de los hijos que nos ha donado Jesús con "su obra redentora".

"La libertad verdadera es dar espacio a Dios en la vida y seguirlo con alegría también en el sufrimiento", subrayó, y agregó: "El hombre libre no tiene miedo del tiempo, deja actuar a Dios, deja espacio para que Dios actúe en el tiempo".

El Papa invitó a reflexionar sobre la libertad e hizo hincapié en el tercer ejemplo, el de Jesús, "que hace el milagro de la multiplicación de los panes y que sabiendo que la gente entusiasmada lo busca para proclamarlo rey, se retira a la montaña: se aleja del triunfalismo. No se deja engañar por el triunfalismo: era libre".

"Pensemos en este en día en mi libertad, en nuestra libertad. Tres ejemplos: Gamaliel, Pedro y Juan - y el mismo Jesús - ¿mi libertad es cristiana? ¿soy libre? ¿O soy esclavo de mis pasiones, de mis ambiciones, de tantas cosas? de las riquezas, de la moda? Pensemos en nuestra libertad en este mundo que es un poco esquizoide, esquizofrénico ¿no?... Grita: libertad, libertad, libertad? y es más esclavo, esclavo, esclavo. Pensemos en esa libertad que Dios nos dona en Jesús".+