Domingo 3 de julio de 2022

Francisco celebrará una misa el 3 de julio con la comunidad congoleña en Roma

  • 13 de junio, 2022
  • Ciudad del Vaticano (AICA)
"Llevaremos Kinshasa a San Pedro", dijo Francisco a los participantes en el capítulo general de las Misioneras de África, lamentando la suspensión de la tan esperada visita a los países africanos.
Doná a AICA.org

“Desafortunadamente, con gran pesar, tuve que posponer el viaje al Congo y Sudán del Sur. De hecho, ¡a mi edad no es tan fácil ir a una misión!”, manifestó el papa Francisco este lunes 13 de junio, a los participantes en el Capítulo General de los Misioneros de África (Padres Blancos), a los que recibió en el Vaticano. “Pero sus oraciones y su ejemplo me dan valor, y confío en poder visitar a estos pueblos, que llevo en el corazón”, dijo el pontífice.

Seguidamente y fuera del texto, el Papa anunció: “Intentaré celebrar misa con la comunidad romana congoleña. Era el día que tenía que celebrar en Kinshasa, dijo en referencia a lo previsto en el programa del viaje a Congo para el 3 de julio: "Traeré Kinshasa a San Pedro, y allí celebraré con todos los congoleños romanos, que son muchos". 

A los Padres Blancos reunidos en estos días para reflexionar sobre el tema de la "misión como testimonio profético", el obispo de Roma les recordó la exhortación de su fundador, el cardenal Charles-Martial Allemand Lavigerie: "Sean apóstoles, nada más que apóstoles".

"Y el apóstol de Jesucristo -subrayó el Santo Padre- no es uno que hace proselitismo, no es un gerente, no es un docto conferencista, no es un "mago" de la informática, el apóstol es un testigo. Esto es cierto siempre y en todas partes en la Iglesia, pero es especialmente cierto para los que, como ustedes, a menudo son llamados a vivir la misión en contextos de evangelización temprana o de religión islámica predominante".

Ve y quédate
Oración y fraternidad son los dos términos a través de los cuales se expresa el testimonio. El pontífice destacó una paradoja: "sólo se puede ir a la misión quedándose".

"La invitación es a permanecer en Cristo, en adoración cada día en la presencia de Dios, mirémoslo para sacar la linfa y salir al encuentro de los hermanos, "enviados a vivir la dulce alegría de evangelizar" especialmente en contextos en los que a menudo, además de la pobreza, se vive la inseguridad y la precariedad”.

Y añadió: "Pienso en sus fraternidades, formadas por personas de muchos países, de diferentes culturas. No es fácil, es un desafío que sólo se puede aceptar contando con la ayuda del Espíritu Santo. Y luego esta pequeña comunidad de ustedes, que vive en la oración y la fraternidad, está llamada a su vez a dialogar con el ambiente en el que vive, con la gente, con la cultura local".

Saber decir "gracias"
Con motivo del capítulo general de los Padres Misioneros de África, Francisco recordó la importancia de mirar al pasado con gratitud. Un testimonio agradecido también es capaz de atraer.

"Esta gratitud es lo que alimenta la llama de la esperanza. Quien no sabe agradecer a Dios los dones que ha sembrado en el camino, aunque sea fatigoso ya veces doloroso, no tiene ni siquiera el alma esperanzada, abierta a las sorpresas de Dios y confiada en su providencia".+