Jueves 2 de diciembre de 2021

Fiesta del Milagro: Enérgico llamado por la reforma del Código Civil

  • 14 de septiembre, 2012
  • Salta (AICA)
En el marco de la primera jornada del triduo por la fiesta del Señor y la Virgen del Milagro, el arzobispo de Salta y vicepresidente segundo de la Conferencia Episcopal Argentina, monseñor Mario Antonio Cargnello, hizo un enérgico llamado por la reforma del Código Civil. "Yo se los pido de rodillas que piensen a la hora de la reforma del Código Civil, no se puede afectar la dignidad de la persona, no se puede jugar con el embrión, no se puede favorecer el alquiler de vientres, ustedes tienen que decir que no ?porque no es un cajón- y los niños que van a nacer no tendrán derecho a la identidad", advirtió durante la procesión penitencial. Exhortó a los legisladores "a ser consecuentes con su compromiso con los ciudadanos, porque el voto es una manifestación de confianza que no se puede traicionar". El norte argentino vive el "Milagro de Salta".
Doná a AICA.org
En el marco de la primera jornada del triduo por la fiesta del Señor y la Virgen del Milagro, el arzobispo de Salta y vicepresidente segundo de la Conferencia Episcopal Argentina, monseñor Mario Antonio Cargnello, hizo un enérgico llamado por la reforma del Código Civil.

"Yo se los pido de rodillas que piensen a la hora de la reforma del Código Civil, no se puede afectar la dignidad de la persona, no se puede jugar con el embrión, no se puede favorecer el alquiler de vientres, ustedes tienen que decir que no ?porque no es un cajón- y los niños que van a nacer no tendrán derecho a la identidad", advirtió durante la procesión penitencial.

El prelado exhortó a los legisladores "a ser consecuentes con su compromiso con los ciudadanos, porque el voto es una manifestación de confianza que no se puede traicionar", y destacó que la Iglesia, a riesgo de ser calificada de oscurantista, lo que hace es defender y ser voz de los que no tienen voz, los más necesitados y del futuro de la Patria.

Asimismo, expresó la necesidad de que el Código Civil "nos ayude a ser mejores".

Monseñor Cargnello convocó a "descubrirnos como ciudadanos" y condenó la comercialización de estupefacientes, al expresar que es "para enriquecer a los poderosos que se distribuye droga".

Al finalizar la procesión penitencial, al arzobispo salteño recordó que la devoción del Milagro no nació del temor, sino de la fidelidad y de la experiencia de la protección de Dios, y convocó a reconstruir el vínculo social, de la familia, de la verdad, del ciudadano, del trabajo y la justicia.

El Norte argentino vive el "Milagro de Salta"
Cuando aquí se habla del "Milagro de Salta" no se hace referencia a un hecho prodigioso actual sino a un acontecimiento ocurrido hace 320 años, cuando en la mañana del 13 de septiembre de 1692 un fuerte temblor de tierra se hizo sentir en la ciudad de Salta. Angustiados los salteños huyen de sus casas, y mientras unos se precipitan campo afuera y otros quedan en la plaza, un grupo de ellos corre a la iglesia: tienen más esperanza de alcanzar favor de Dios que temor de quedar enterrados bajo los escombros del templo.

Es que allí, en el nicho más alto del altar está la imagen de la Inmaculada Concepción con sus manos juntas y que el pueblo venera desde una centuria. Una fuerte sacudida amenaza dar en tierra con la iglesia, y la imagen cae violentamente al suelo. Los fieles corren a mirarla y la encuentran no sólo entera sino de pie, con las manos separadas en actitud como de orante y la cabeza algo alzada mirando el Tabernáculo, como si pidiera a su Hijo, Jesús-Hostia, perdón para sus hijos de la tierra.

Ante la actitud de su Virgencita, los sacerdotes y los fieles se miran, y en medio de los temblores que se repiten, resuelven, llenos de confianza, sacarla a la plaza, junto con el Señor Crucificado, para calmar a la población aterrada y provocar un renuevo de oraciones.

Salen las imágenes sagradas a la plaza: el pueblo las aclama e implora y el temblor de tierra cesa. Ese mismo temblor de tierra que destruyó por completo a la ciudad de Esteco, a unas cincuenta leguas al sur de Salta.

Desde entonces la Inmaculada Concepción de Salta se llamó "La Virgen del Milagro" y, dos días después, el Cabildo, Justicia y Regimiento de la ciudad juraban celebrar perpetuamente con Novenario, misa solemne y procesión pública la fiesta del Señor Crucificado y la de la Virgen del Milagro. Cosa que se cumplió muy bien durante 320 años y se sigue cumpliendo todavía.

Las fiestas del Milagro, que se celebran los días 13, 14 y 15 de septiembre con actos multitudinarios que atraen a los fieles de toda la provincia de Salta y a peregrinos de las provincias del Norte Argentino, constituyen una de las movilizaciones religiosas más importantes de la Argentina.

Triduo del Milagro
El llamado Triduo del Milagro comenzó ayer, 13 de septiembre, solemnidad de la Santísima Virgen del Milagro, con la Procesión de Penitencia presidida por la cruz primitiva del Señor del Milagro, en memoria de la primera procesión realizada en 1692.

Hoy, 14 de septiembre, fiesta de la Exaltación de la Santa Cruz, en pueblo acude en masa a la catedral-basílica y santuario del Señor y Virgen del Milagro, para participar de una de las ocho misas que a lo largo del día se celebran en el templo, que permanece abierto toda la noche para permitir a los fieles que como un río humano participa en la noche de Vigilia y oración.

Pr último mañana, 15 de septiembre, solemnidad del Señor del Milagro, a las 15.30 se inicia la gran procesión con la Cruz primitiva y las imágenes de la Virgen de las Lágrimas, de la Virgen del Milagro y la del Señor del Milagro. A su término el gobernador de Salta con sus ministros, procede a la Renovación del Pacto de Fidelidad del Pueblo de Dios. Para esta procesión se espera la participación de 500.000 personas.

"Misa Criolla" en la Misa del Milagro
Zamba Quipildor y el Estudio Coral Arsis con la dirección de Miryam Dagum, interpretarán la "Misa Criolla" durante la Misa Estacional del sábado 15 a las 10 de la mañana en el atrio de la Catedral Basílica. Además de los artistas mencionados, cantarán al Señor y a la Virgen del Milagro los músicos Alfredo Villegas (guitarra), Ana Claudia Galíndez (piano), Dante Valdiviezo (charango), Claudio Ledesma (percusión) y Guillermo Carrales (quena y sikus). Será esta la segunda vez que dichos artistas interpretarán la obra cumbre de Ariel Ramírez con motivo de las festividades del Milagro Salteño.+