Viernes 24 de septiembre de 2021

"Estamos llamados a cuidar y promover la vida frágil, expuesta o en riesgo"

  • 25 de marzo, 2021
  • Corrientes (AICA)
Lo recordó la Pastoral Familiar de la arquidiócesis de Corrientes en un mensaje por el Día del Niño por Nacer, en el que lamentó que haya una ley que decreta "la muerte de un inocente por nacer".
Doná a AICA.org

La Pastoral Familiar de la arquidiócesis de Corrientes celebra el Día del Niño por Nacer y adhiere al "compromiso personal y comunitario de hombres y mujeres de buena voluntad que defienden y cuidan la vida del niño por nacer y de toda vida".

"En el niño por nacer está en juego el derecho inviolable y universal a la vida que posee todo ser humano y, sobre todo, a la vida de una persona que por sí misma no se puede defender", sostiene en un comunicado para esta fecha, al que adhiere y acompaña la Comisión Arquidiocesna de Justicia y Paz.

"Hoy, ante la ley que decreta la muerte de un inocente por nacer, nos lleva a reiterar la enseñanza de la Iglesia sobre 'el valor de toda vida humana, pero nos sentimos especialmente llamados a cuidar y promover la vida frágil, expuesta o en riesgo. Por eso nos preocupa especialmente una de las etapas de mayor fragilidad, la del comienzo de la vida, frente a una mentalidad que disminuye la gravedad moral y jurídica del aborto'".

"Somos conscientes de que cuidar a los niños y niñas por nacer implica, en primer lugar, cuidar a sus madres, promoviendo embarazos saludables, velando por la alimentación y la atención sanitaria tanto de la madre como de su hijo o hija. Por ello, pedimos a nuestros gobernantes que asuman políticas de Estado que garanticen el acceso a las necesidades básicas de toda la población, especialmente de aquellas mujeres que deciden traer vida al mundo y necesitan apoyo, contención y asistencia material, humana, psicológica y espiritual. Especialmente en Corrientes, provincia declarada Provida hace ya casi 10 años", agrega.

Los referentes de la Pastoral Familiar correntina ratifican: "Cuando una mujer está embarazada, no hablamos de una vida sino de dos, la de la madre y la de su hijo o hija en gestación. Ambas deben ser preservadas y respetadas. El derecho a la vida es el derecho humano fundamental, más allá de concepciones religiosas, ideológicas o partidarias. La celebración del Día del Niño por nacer debe invitarnos a la reflexión y al compromiso".

"En este día los cristianos celebramos la fiesta de la Anunciación, recordando el momento en el que el ángel le pregunta a María si acepta ser la Madre del Señor, y ella, libre y dueña de sí misma le dice 'Sí' a Dios, y así Jesús empieza a vivir en el vientre de esta joven mujer de Nazaret. Ese sí de una mujer, partió la historia en dos e influyó en la vida de miles de hombres y mujeres. A Ella le encomendamos la vida, la salud y la dignidad de las madres y de cada niño por nacer".+