Lunes 17 de junio de 2024

Estados Unidos: preparan una de las mayores procesiones eucarísticas de la historia

  • 17 de mayo, 2023
  • Washington (Estados Unidos) (AICA)
En Pentecostés, desde los cuatro puntos cardinales partirán sendas procesiones. Es una iniciativa camino al Congreso Eucarístico Nacional, a realizarse en Indianápolis del 17 al 21 de julio de 2024.
Doná a AICA.org

La Iglesia en los Estados Unidos se apresta a realizar “una de las mayores peregrinaciones eucarísticas de la historia”. El próximo 28 de mayo, domingo de Pentecostés, comenzarán cuatro peregrinaciones eucarísticas que atravesarán el país en el transcurso de dos meses, para converger en Indianápolis, donde se celebrará del 17 al 21 de julio del año próximo el décimo Congreso Eucarístico Nacional. La iniciativa se sale de lo común, tanto por el esfuerzo logístico como por el alcance simbólico.

Las cuatro procesiones eucarísticas, partirán desde cuatro lugares del país, que indican sus puntos cardinales: las fuentes del Mississippi en el lago Itasca (Minnesota), al norte; New Haven (Connecticut), al este; Brownsville (Texas), al sur; y San Francisco (California), al oeste. 

Basta pensar que la ruta más larga, la que parte del oeste, llamada Ruta de la Serra (por san Junípero Serra, evangelizador de California), tiene 3.500 kilómetros; la más corta, desde el este, la Ruta Seton (llamada así por la primera santa nativa de los Estados Unidos, Elizabeth Ann Seton), tiene unos 1.500 kilómetros. 

Procesiones solemnes
Serán procesiones que tomarán su forma más solemne -con palio, cruces, cantos eucarísticos- en los principales centros habitados; en otros tramos, habrá un sacerdote o un diácono que traerá la Eucaristía, seguido de una procesión en oración; mientras que otros tramos se acortarán con desplazamientos sobre automotores. Hasta allí viajará el Santísimo Sacramento en un coche eléctrico blanco, que fue creado para la ocasión: la apariencia es la de un papamóvil cubierto, con un lugar en el centro para la custodia del Santísimo y detrás para algunos fieles. 

“A veces se usará para el mal tiempo, otras por seguridad, otras para cubrir rutas que serían difíciles de hacer a pie”, por ejemplo, las muchas zonas desérticas, explicó Will Peterson, gerente de organización de la iniciativa. Estos movimientos mecanizados también permitirán que todas las Rutas tengan la misma duración, para una llegada coordinada a Indianápolis. 

Cualquiera que quiera puede participar, en todo el recorrido, o durante unos días o varias semanas, organizando de forma independiente sus propias pernoctaciones, aunque se prevé la ayuda de parroquias e instituciones católicas; pero para cada peregrinación habrá un núcleo fuerte de participantes, que será estable durante los dos meses completos.

Las cuatro peregrinaciones eucarísticas que terminarán en Indianápolis
En cuanto al alcance simbólico, las cuatro Rutas tocarán campus universitarios, pueblos o santuarios que han marcado la historia del catolicismo en el país, dibujando una cruz ideal en el mapa de EE.UU. 

“Será una forma de encontrarnos con la gente en la oración, dando testimonio de nuestra fe, dijo Tim Glemkowski, director ejecutivo de la empresa que organiza el Congreso de Indianápolis.

Glemkowski señaló que “tenemos dos palabras clave para explicar el Congreso Eucarístico: encuentro y misión. Encuentro con Jesús vivo en la Eucaristía, que nos envía a la misión como Iglesia". Las etapas de las Rutas se presentarán oficialmente este miércoles, con los detalles correspondientes.

Un Congreso Eucarístico después de 83 años: hacia una renovación de Fe en la Eucaristía
Las cuatro procesiones eucarísticas y el Congreso Eucarístico Nacional -que también tiene su carácter excepcional, ya que el anterior se celebró hace 83 años, en junio de 1941 en Saint Paul, Minnesota- son la cúspide de un proyecto de renovación eucarística, lanzado por la Conferencia Episcopal de los Estados Unidos en noviembre de 2020, que a su vez fue ideado a raíz de un hecho ocurrido un año antes.

En efecto, en agosto de 2019, el Centro de Investigación Pew, uno de los institutos de investigación sociológica más famosos, publicó datos de una encuesta sobre la fe de la porción de estadounidenses que se llaman católicos. 

En ella, se reveló que el 69% de los entrevistados consideraban que el pan y el vino consagrados durante la misa eran meros símbolos de la presencia de Cristo y sólo el 31% creía que eran realmente el Cuerpo y la Sangre del Señor. Si bien la encuesta provocó dudas sobre su precisión, todos reconocieron que destacó una profunda crisis doctrinal. De ahí la idea de lanzar un programa de "renovación eucarística”.

Mientras tanto, muchas diócesis han promovido o reactivado las procesiones eucarísticas públicas. El pasado 25 de marzo, el arzobispo José Gómez encabezó una caminata de 10 kilómetros por el centro de Los Ángeles; el arzobispo de Miami, Thomas Wenski, pidió a todos los párrocos que prepararan procesiones eucarísticas para la fiesta del Corpus Christi, el próximo mes de junio; mientras que se honrará a la Eucaristía por las calles de Washington DC el próximo domingo, en una procesión organizada por el Centro de Información Católica local.

Según precisó su director, el padre Charles Trullols, ese Centro “alberga el tabernáculo más cercano a la Casa Blanca”. Y agregó: “Tengo fe absoluta en las muchas gracias que Dios concederá a nuestro país cuando la presencia real de Cristo sea llevada a las calles de la capital”.+