Domingo 26 de septiembre de 2021

Entronización de las sagradas imágenes inician el camino hacia la Fiesta del Milagro

  • 26 de julio, 2021
  • Salta (AICA)
El arzobispo de Salta, monseñor Mario Cargnello, presidió la entronización de las imágenes del Señor y la Virgen del Milagro en la catedral local e invitó a centrarse "verdaderamente" en la Eucaristía
Doná a AICA.org

La entronización de las imágenes del Señor y la Virgen del Milagro en el altar mayor de la catedral basílica de Salta abrió el sábado 24 de julio los cultos de la Fiesta del Milagro, que concluirán el 15 de septiembre, con la tradicional procesión y la renovación del Pacto de Fidelidad del pueblo salteño.

La ceremonia fue presidida por el arzobispo de Salta, monseñor Mario Antonio Cargnello, invitó a pedir por el fin de esta pandemia que se ha hecho "tan larga" y recordó que la Eucaristía es "el centro de la vida del cristiano, el centro de los devotos del Señor y la Virgen del Milagro".

"En los momentos de la fundación del Milagro, María está al pie del sagrario, así la encuentran y así la descubren como la que intercede ante Jesús que es el Emmanuel, el Dios con nosotros. También nosotros en estos días queremos vivir ese mismo movimiento, dejarnos llamar por el Señor y responder a esa invitación, viniendo, rezándole. Algunos lo harán dirigiéndose a los templos de nuestras parroquias, en nuestros barrios. Todos buscando el rostro del Padre para descubrir nuestro propio rostro, el de hijos delante de Dios, el de hermanos delante de los otros hombres y mujeres que nos rodean y habitan este mundo".

Al reflexionar sobre el texto evangélico de la multiplicación de los panes, el arzobispo salteño afirmó: "Él multiplica lo que somos, nuestros talentos, nuestras posibilidades. También nosotros, por la propia experiencia humana, por la fragilidad de nuestra condición, por la presencia dolorosa y humillante de nuestros pecados, sabemos que no podemos enfrentar el mundo de hoy".

"Hemos experimentado y seguimos experimentando la fragilidad, la amenaza que significa la muerte como posibilidad; pero confiamos en el llamado del Señor, confiamos en Él que nos muestra el rostro del Padre, y le vamos a decir con nuestro patrono San Felipe: 'muéstranos al Padre' y buscaremos con Él dónde podemos comprar pan para compartir, recibiremos de él ese don que supera todo lo que nos podemos imaginar, por eso estamos aquí y por eso vamos a celebrar este Milagro llenos de confianza, porque la fuerza nos viene del Señor. Queremos centrarnos verdaderamente en la Eucaristía", sostuvo.

Monseñor Cargnello detalló luego las intenciones para este año: "Que San José interceda por el pan y el trabajo de cada familia", "Que aprendamos como Iglesia a 'caminar juntos' y podamos contribuir a la fraternidad y amistad social" y "Que termine el flagelo de la pandemia".

"Tenemos que ser humildes y ver que no lo sabemos todo, la ciencia no es omnisciente, no lo sabe todo, porque anida en la inteligencia humana y somos limitados. Ya son más de ciento tres mil vidas humanas que ha costado esta pandemia a nuestro país.  Va quedando mucho dolor y gente que ha quedado mal de la enfermedad; se viven temores, familias que han sufrido y siguen sufriendo", expresó al puntualizar esas intenciones.

"Queremos desde el amor nacido de la Eucaristía, alimentados por el corazón mismo de Cristo y del Padre con la fuerza del Espíritu; queremos hacer nuestro el dolor de tanta gente y pedir al Señor que nos haga humildes de corazón para poder ser verdaderamente hermanos", subrayó.

"Que en nuestra ciudad, provincia y en nuestra Patria demos un paso, nosotros los cristianos, que tenemos más razones y fuerza para hacerlo porque Dios está con nosotros; que nosotros los cristianos contribuyamos en serio a tender puentes en la vida social de nuestro país. El Señor y su Madre estarán más cerca de nosotros, en el signo de las imágenes que ya están en su trono. Pongamos en la mesa del altar, el corazón de cada uno de los que estamos aquí dentro en el templo, de los que están en la plaza y aquí al costado, de los que nos siguen desde sus hogares en nuestras transmisiones en Salta y en cualquier lugar del país y del mundo. Y también nosotros comprometámonos a no dejar que caiga nada del pan que Jesús nos da, que sea como mandato el de recoger los pedazos que sobran para que no se pierda nada".

Por último, monseñor Cargnello pidió: "¡Señor, que no perdamos nada de lo que nos quieras decir en estos más de cincuenta días, que podamos ir superando la situación crítica y ojalá podamos hacer la procesión!"

Tras la entronización, las actividades continuarán hasta el 5 de septiembre con celebraciones eucarísticas, diez por día de lunes a viernes. Los sábados habrá seis misas, mientras que los domingos, siete. 

El rezo de la novena será del 6 al 12 de septiembre y la catedral abrirá de 6.15 a 22. Están programadas, rezo de novena, misa con novena y celebraciones eucarísticas. En tanto, el Triduo del Milagro será los días 13, 14 y 15 de septiembre.

Informes: www.catedralsalta.org y redes sociales.+