Lunes 18 de octubre de 2021

Encuentro de Formación y Espiritualidad del Instituto Cristífero

  • 12 de febrero, 2014
  • Azul (Buenos Aires) (AICA)
Con la participación de consagradas de todo el país, acompañadas por los fundadores, Beatriz Abadía y Mons. Miguel Esteban Hesayne, se llevó a cabo, del 15 al 29 de enero, el encuentro nacional del Instituto Cristífero. Las jornadas de formación y espiritualidad, que tuvieron lugar en la sede del Instituto (Bolívar 495, Azul, provincia de Buenos Aires), fueron animadas por el Pbro. Enrique Alberto Lafforgue. vicario general de la diócesis de Viedma.
Doná a AICA.org
Con la participación de consagradas de todo el país, acompañadas por los fundadores, Beatriz Abadía y monseñor Miguel Esteban Hesayne, se llevó a cabo, del 15 al 29 de enero, el encuentro nacional del Instituto Cristífero.

Las jornadas de formación y espiritualidad, que tuvieron lugar en la sede del Instituto (Bolívar 495, Azul, provincia de Buenos Aires), fueron animadas por el presbítero Enrique Alberto Lafforgue. vicario general de la diócesis de Viedma.

La primera semana se inició con la lectura y análisis de la exhortación apostólica "Evangelii gaudium" del papa Francisco, poniendo especial acento en los aportes para el instituto en su vida interna y externa.

La segunda semana fue dedicada a los ejercicios espirituales cuyo eje de reflexión y oración fue "responder al Dios amante que nos salva", abordado desde distintos textos de la Sagrada Escritura y de Evangelii Gaudium.

Al término del retiro espiritual Beatriz Abadía y monseñor Hesayne comentaron y profundizaron sobre aspectos de profundización de la vivencia del carisma "Ser presencia del amor del Padre Dios en los lugares donde vivimos a la manera de María en el misterio de la Visitación", mediante los votos de pobreza, obediencia y castidad.

Una reunión informativa en la que se trataron temas que atañen a la vida del Instituto cerró las jornadas de trabajo.

El encuentro finalizó con la celebración de la Eucaristía de envío: "Vayan al mundo habitual con mentalidad evangélica, que sus vidas de mujeres enamoradas de Jesús marquen la diferencia, que sea lo que las haga distintas pero no distantes de la realidad", subrayó monseñor Hesayne en la homilía de la celebración eucarística que presidió.

Instituto Cristífero
El Instituto Cristífero es un instituto secular femenino de vida consagrada, de derecho pontificio, creado según las leyes de la Iglesia católica para los institutos seculares y de las constituciones propias del instituto.

Según su definición, "es un instrumento, una mediación para consagrar a Dios en "alabanza de su gloria" (Ef. 1,12) nuestras vidas insertas en la historia de cada día y entregadas al servicio fraterno de hombres y mujeres de nuestra época".

El Instituto se denomina Cristífero "porque en su nombre se sintetiza el ser y el estilo de vida y acción de cada una de las cristíferas. A la manera de María Santísima ?Madre de Dios- primera portadora de Jesús (primera Cristífera), cada una aspira desde lo más profundo de su ser, llevar en sí misma la sobreabundancia de la gracia de Cristo, para difundirla en y desde la comunidad que les toca vivir y servir. Civil y personalmente no asumen ninguna designación que las distinga o separe de la vida plenamente laical".

De ordinario las cristíferas viven en sus casas de familia y ejercen la profesión u oficio en el ámbito de sus comunidades.

Para responder a su específica vocación evangelizadora asumen las exigencias de los consejos evangélicos con los sagrados votos: Obediencia como Cristo obediente, Pobreza como Cristo pobre, Castidad como Cristo virgen.

La patrona principal del Instituto Cristífero es la Virgen Santísima bajo la advocación de Nuestra Señora de la Visitación. Otros patronos son: San José, custodio fiel de Jesús y María; San Francisco de Sales, extraordinario propulsor de la espiritualidad cristiana laical, y Santa Teresa del Niño Jesús, contemplativa con un característico espíritu misionero.+