Sábado 15 de mayo de 2021

En Navidad, Ceica anima a contribuir a un mundo más justo y solidario

  • 24 de diciembre, 2020
  • Buenos Aires (AICA)
La Comisión Ecuménica de Iglesias Cristianas en la Argentina envió un mensaje con motivo de la Navidad en este año tan especial.
Doná a AICA.org

La Comisión Ecuménica de Iglesias Cristianas en la Argentina (Ceica) se dirigió a los fieles creyentes con una carta en ocasión de la Navidad.

“Este año, debido a la pandemia del COVID-19 y todas sus consecuencias, la vida diaria de las personas y también la vida cotidiana de las iglesias y sus comunidades de fe se ha visto radicalmente alterada y transformada. Lo que ni siquiera imaginábamos de pronto sucedió: templos cerrados, pero con comunidades de fe activas a través de formatos electrónicos, búsqueda de alternativas de acompañamiento y atención pastoral, la creatividad puesta al servicio de la misión de Dios y una increíble solidaridad para acompañar a los más vulnerables y desprotegidos”. “Porque si hay algo que nos quedó demostrado es que, si bien el virus es el mismo para todos, no ataca de la misma manera a todos y todas. Las desigualdades, la injusticia y la pobreza quedaron brutalmente manifiestas”.

“Sin embargo, también hemos constado en este año y particularmente ahora en este tiempo de Adviento y de Navidad que se acerca que, si bien nuestro mundo puede cambiar de un día al otro, la promesa de vida plena y abundante de nuestro Dios para con toda su Creación permanece inalterable. Dios es fiel a su pueblo, lo acompaña en el dolor y sufrimiento y nos trae esperanza y paz aun en los tiempos más difíciles. Jesucristo es el cumplimiento de las promesas hechas al pueblo de Israel a través de los profetas y es nuestra fuente de alegría y regocijo”.

“Esta Navidad, más que nunca, nos debe llamar al arrepentimiento y a la conversión. Hay momentos en la historia que son inflexiones y estas nos deben llevar a preguntarnos acerca de los valores con los que vivimos en este mundo, acerca de la injusticia con la que tratamos a nuestro prójimo y acerca de la vida que queremos llevar como hijos e hijas de Dios. Que la irrupción de Dios en la historia en la noche navideña, la encarnación de Dios en el pequeño y frágil niño Jesús, nos invite a ser mejores personas y contribuir de esa manera a un mundo más justo y solidario”. Concluyeron deseando una muy feliz Navidad.

Firman la carta el presidente de Ceica, monseñor José María Arancedo; la vicepresidenta, pastora Sonia Skupch; y el vicepresidente, monseñor Crisóstomo Ghassali.+