Jueves 1 de diciembre de 2022

En la Villa 31, los vecinos se unieron para agradecer por la vida

  • 19 de marzo, 2019
  • Buenos Aires (AICA)
Vecinos de la Villa 31, de Retiro, se reunieron el sábado 16 de marzo en el sector de las viviendas nuevas del Barrio Cristo Obrero para plantar árboles y pintar canteros, para celebrar y agradecer la vida. "Los villeros amamos la vida", expresaron. La iniciativa de "Barrios por la Vida" se visibilizó en las redes sociales mediante el hashtag #YoPlantoPorLaVida.
Doná a AICA.org
Vecinos de la Villa 31, de Retiro, se reunieron el sábado 16 de marzo en el sector de las viviendas nuevas del Barrio Cristo Obrero para plantar árboles y celebrar la vida.

La iniciativa de "Barrios por la Vida" contó con el apoyo de diversas organizaciones civiles que donaron los árboles, la pintura para los canteros y el asesoramiento técnico.

El proyecto original consistía en plantar un árbol por cada niño que había nacido el año pasado -cerca de 500- pero el espacio disponible hizo que los vecinos replantearan la idea. Fueron diez los árboles que plantaron, símbolo "del valor que tiene la vida de los niños para el barrio", destacaron los promotores.

Los vecinos se reunieron varias veces y pudieron elegir incluso las especies que plantaron: un gran ibirá pitá, lapachos y limoneros. Son especies que abundan en el Litoral pero especialmente en el Paraguay, donde muchos de ellos tienen sus raíces.

"Por eso el proyecto cobró un doble valor simbólico: los árboles hacen presente sus orígenes pero echan raíces en estas tierras y recuerdan que cada vida es un don que se debe cuidar y cultivar", subrayaron los organizadores.



Lorena Fernández, referente de la Villa y dirigente de "Barrios por la Vida", habló al finalizar la plantación. "Se viene un nuevo debate y tenemos que estar juntas todas las madres para luchar por lo que más queremos que es la vida", pidió, y agregó: "Todas las madres, las hermanas, abuelas, tías, abracemos la vida como hasta ahora estamos haciendo".

La mujer cobró relevancia en los medios a raíz de su intervención en las audiencias en el Congreso, donde habló en igual sentido: "Estoy cansada de que todas (las que promueven el aborto) se cuelguen de nosotras que somos pobres, humildes. Soy de la villa 31 y muchas como yo pensamos que un aborto es matar", dijo entonces.

En tiempos en que los más pobres son señalados como los principales beneficiarios de las leyes de legalización del aborto, manifestaron que "los villeros amamos la vida". Al adentrarse en la realidad de los barrios más postergados, no sólo la mortalidad materna ocurre por otras causas muy distintas, sino que además hay una fuerte cultura de la vida. Una encuesta realizada por Telefé arrojó que el 71% de los vecinos de la 31 se oponían a la ley.

[img]http://www.aica.org/subidas/5391.jpg[/img]

Federico Véliz, uno de los referentes de Barrios por la Vida, agrupación que tiene su principal núcleo de acción en Ciudad Oculta, Fuerte Apache y la Villa 31, destacó lo vivido el sábado en el asentamiento porteño: "Fue una fiesta celeste en donde se vio claramente la cultura de vida que hay en los barrios y también fue una muestra de que no queremos que nos utilicen para legalizar la muerte de un inocente", manifestó.

Con el hashtag #YoPlantoPorLaVida, las redes sociales visibilizaron lo ocurrido en la Villa 31: madres, padres, jóvenes y niños plantando árboles y pintando canteros, agradecidos por la vida.

Una ingeniera agrónoma brindó consejos para plantar y cuidar los árboles. Para la actividad, Barrios por la Vida contó con el apoyo de Jóvenes por la Vida, Latinoamérica por las 2 vidas, Asociación Reivindica Chile, Frente Joven, Asociación Rosa Blanca y Comisión Federal de Abogados Provida.

La cantante de cumbia Nancy "La Voz" musicalizó esta particular y comunitaria forma de celebrar la vida, en uno de los barrios porteños.+