Viernes 14 de junio de 2024

El Vaticano estimula una educación católica creativa ante los nuevos desafíos

  • 28 de junio, 2023
  • Ciudad del Vaticano (AICA)
Carta conjunta de los dicasterios para la Cultura y la Educación y para los Institutos de Vida Consagrada y las Sociedades de Vida Apostólica, alentando la misión en la educación.
Doná a AICA.org

Los nuevos desafíos que enfrenta la educación católica en nuestros tiempos cambiantes deben abordarse con creatividad e imaginación, y también apertura para compartir unos con otros, señala el Vaticano, en la carta conjunta emitida por el Dicasterio para la Cultura y la Educación y el Dicasterio para los Institutos de Vida Consagrada y las Sociedades de Vida Apostólica, dirigida a todos los actores de la Iglesia implicados en la misión de la educación, publicada hoy por la Oficina de Prensa de la Santa Sede.

“Es esencial que el clero, los religiosos y religiosas y los laicos canten como un solo coro, y que los laicos tengan la oportunidad de hacerse eco de la voz educadora de una diócesis e incluso del timbre único de un carisma religioso”, se lee en la carta, hecha pública este miércoles 28 de junio, luego de una reunión convocada en el Vaticano el 22 de mayo, que reunió a figuras destacadas de la red mundial de escuelas católicas, para discutir las perspectivas y dificultades que implica la misión de la educación en nuestro tiempo.

La sesión, explica la carta, fue organizada conjuntamente por los dos dicasterios, porque una parte importante de las más de 240.000 escuelas católicas -que hacen de la Iglesia uno de los principales actores mundiales en la educación primaria y secundaria- están dirigidas por Institutos de Vida Consagrada y Sociedades de Vida Apostólica. 

La iniciativa conjunta, explica además la carta, era “no solo estratégica, sino también y, sobre todo, motivada por el deso de respetar lo que la constitución apostólica Praedicate evangelium recomendaba en su llamado a la 'escucha recíproca, en la que todos tienen algo que aprender'”, y se destaca que "dos ojos siempre ven mejor que uno, y dos oídos oyen mejor que uno”.

El impacto del Covid, la crisis económica y la secularización en las escuelas católicas
Los participantes en la sesión discutieron una serie de serias dificultades, algunas existentes en todo el mundo, otras que se sienten más agudas en ciertos contextos locales. Entre ellos, los efectos a largo plazo de la pandemia de Covid-19, la crisis económica mundial en curso, la disminución de las tasas de natalidad, la pobreza extrema y las injustas disparidades en el acceso a alimentos, agua, atención médica, educación, información, cultura e Internet.

También hablaron de la falta de financiación pública de las escuelas no estatales en algunos países, la caída de las vocaciones y la secularización, que afecta en particular al mundo occidental.

Todas estas circunstancias dieron lugar a complejas consecuencias prácticas, llegando en algunos casos al cierre o venta de escuelas católicas: “Dondequiera que se cierra una escuela administrada por una diócesis o por una congregación religiosa, algo de la historia de esa Iglesia local única, o del carisma distintivo de esa congregación religiosa, desaparece del entorno educativo”, lamenta la misiva.

Es necesario "cantar al unísono"
Ante las complejas situaciones de hoy, la tentación puede ser la de perder la esperanza. Sin embargo, subraya la carta, “lo que al principio parece 'bloquear' nuestro coraje, puede convertirse en una especie de 'bloque de partida' para dar un nuevo salto adelante”. Por ejemplo, “podrían estimularnos a hacer mayores esfuerzos para 'cantar al unísono'”, como pidió el Papa Francisco a las Instituciones Académicas Pontificias en Roma, en febrero de este año. La carta renueva este llamado a compartir y trabajar juntos.

“Es urgente que los diversos Institutos de Vida Consagrada y Sociedades de Vida Apostólica canten juntos como un coro, y que los obispos, párrocos y pastorales diocesanas canten en sintonía con los ricos carismas educativos, presentes en las escuelas dirigidas por los Institutos de Vida Consagrada. Vida y Sociedades de Vida Apostólica”.

Los dos dicasterios del Vaticano, por lo tanto, alientan a que haya "iniciativas e incluso experimentos imaginativos y creativos, abiertos al intercambio mutuo y a la preocupación por el futuro".

“Como Oficinas encargadas de asistir al Santo Padre en el ejercicio de su ministerio petrino, queremos dirigirles a ustedes, especialmente, estas palabras de aliento. Haremos uso de formas antiguas y nuevas para escuchar sus voces en nuestro camino común, para abordar las realidades de manera oportuna y para ayudar al cuerpo de la Iglesia a desarrollar soluciones con visión de futuro, incluso en las circunstancias más difíciles”.+