Jueves 29 de octubre de 2020

El semanario Alfa y Omega cumple 25 años y lo celebra con cara renovada

  • 10 de septiembre, 2020
  • Madrid (España) (AICA)
El Papa agradeció a Alfa y Omega "los abundantes frutos de evangelización desprendido de su labor", en estos 25 años.

El semanario católico Alfa y Omega, editado por la Fundación San Agustín y vinculado al arzobispado de Madrid (España), celebra en estos días su 25 aniversario, una ocasión propicia para estrenar un nuevo diseño tanto de la edición impresa como de su página web.

“El objeto del diseño no es estético sino servir al contenido, adecuarse a las historias que se presentan y al tono más adecuado como se quieren contar”, explicó Javier Errea, director del estudio Errea Comunicación, que fue el encargado de desarrollar el rediseño integral de Alfa y Omega en todas sus plataformas.

El semanario Alfa y Omega que tiene en sus manos conserva lo esencial: su punto de vista, su mirada al mundo y su estructura de contenidos. Pero incorpora algunas herramientas que lo van a hacer más legible y más fácilmente navegable. “Por ejemplo, la tipografía nos va a servir para diferenciar mejor los géneros: la información de la opinión”, añade Errea.

En cuanto a la página web alfayomega.es, Errea explica que “no solo va a ser más visual sino, y esto es lo más importante, más intuitiva, priorizando la navegación por etiquetas”. 

El Papa felicita a Alfa y Omega por los 25 años 
El papa Francisco se unió a la acción de gracias por estos 25 años del semanario madrileña, en una carta remitida al director, Rodrigo Pinedo, desde la nunciatura apostólica en España y firmada por el cardenal Pietro Parolin, secretario de Estado de Su Santidad.

Además de saludar a los miembros de la redacción, el Papa los exhorta a «seguir sosteniendo este generoso esfuerzo, encaminado a crear un sano espíritu crítico sobre la realidad social, basado en una información veraz y una seria reflexión». 

De este modo, continúa la misiva, el trabajo del semanario «será capaz de iluminar los grandes retos del mundo actual con la esperanza cristiana que brota de la luz del Evangelio».

Y finaliza el Santo Padre invocando la protección de la Virgen «a todos los que colaboran en esta tarea», al tiempo que impartió al equipo la bendición apostólica.

25 años al servicio de la Evangelización y de la Iglesia
El 1 de octubre de 1994, Alfa y Omega llegó a los quioscos madrileños de la mano de La Información de Madrid. Ya en esa primera etapa, en la que se publicaron 40 números, el deseo era «fortalecer la fe de los creyentes y estimular el deseo de esa fe en quienes buscan el camino, la verdad y la vida», informando «rigurosa y profesionalmente sobre la vida de la Iglesia». Tras unos meses sin editarse, el semanario volvió a los quioscos el 9 de diciembre de 1995 junto con ABC, cuenta el director del Semanario en el editorial de hoy dedicado al aniversario.

“Ahora, a caballo entre el 25 aniversario del primer Alfa y Omega y los 25 años de fructífera relación con el centenario diario nacional, añade Rodrigo Pinedo, estrenamos un rediseño que afecta hasta a la cabecera”. 

El director de Alfa y Omega destaca el respaldo del Arzobispado de Madrid, “principal sostén de este medio al servicio del Evangelio y de la Iglesia”, indica y desea que sus lectores “católicos de a pie en su inmensa mayoría”, sigan recibiendo la mejor información eclesial y puedan profundizar en su fe. 

Y concluye animando a seguir apostando por “una información veraz y una seria reflexión” para así “iluminar los grandes retos del mundo actual con la esperanza cristiana que brota de la luz del Evangelio”. +