Jueves 26 de mayo de 2022

El Salvador: El Postulador de los jesuitas invita a seguir el camino de los mártires

  • 22 de enero, 2022
  • San Salvador (El Salvador) (AICA)
El padre Pascual Cebollada SJ animó a los salvadoreños a continuar la devoción por los nuevos beatos, sin olvidar cómo vivieron y los motivos por los que entregaron sus vidas.
Doná a AICA.org

El padre Pascual Cebollada SJ, postulador general de la Compañía de Jesús se encuentra en el El Salvador, para asistir a la ceremonia de beatificación que tendrá lugar este sábado 22 de enero.

Pocos minutos antes de conceder esta entrevista, el padre Cebollada fue testigo de la entrega de la reliquia de Rutilio Grande por parte del Museo de los Mártires de la UCA a la Comisión de la Beatificación. Un pañuelo que quedó empapado con sangre actualizará la presencia del mártir salvadoreño en la ceremonia.

El postulador general de los jesuitas expresó estar “sorprendido y admirado del poquísimo tiempo que ha tardado esta causa en llegar a la beatificación. Según mi documentación, todo empieza en 2014, aunque es en 2015 cuando oficialmente se pide la beatificación”.

El padre Cebollada subrayó la colaboración entre el arzobispado de San Salvador y la Compañía de Jesús en Centro América para que el proceso avanzara con agilidad. También hizo notar el trabajo de investigación realizado por Rodolfo Cardenal SJ sobre las vidas de Rutilio Grande, Nelson Lemus y Manuel Solórzano, que ha sido plasmado en diversas publicaciones.

Todos estos materiales, más testimonios orales, fueron presentados a la Congregación para las Causas de los Santos en Roma y finalmente, es el papa Francisco quien aprueba la beatificación.

El religioso anotó que el proceso para lograr la beatificación de Rutilio, Nelson y Manuel enfrentó situaciones que fueron de mucha ayuda y otras que lo dificultaron. De mucha ayuda fue el proceso de canonización de san Óscar Romero. Seguidamente puso en evidencia que la dificultad que encontró era la poca información sobre Nelson y Manuel. “No se puede beatificar o canonizar a alguien que no se sabe quién era”, insistió.

El jesuita puntualizó en la necesidad de recabar más información y testimonios sobre Nelson y Manuel. Una vez superada esta limitación, el material se envió a Roma y el proceso siguió su curso. Seguidamente hizo notar la importancia del trabajo de los laicos en la evangelización en América Latina.

El padre Cebollada asistió el jueves al acto de presentación y entrega de la reliquia de Rutilio Grande que se presentará en la ceremonia de beatificación. Durante la entrevista subrayó que la reliquia es “rastro” de la presencia de la persona que ha sido asesinada y que la posibilidad de que ella peregrine por distintos lugares en el país puede traer a la memoria la ceremonia de beatificación y la vida de los mártires.

Asimismo, planteó que a la santidad se puede llegar por al menos dos caminos, uno el de las “puras virtudes y otro, el martirio; martirio por odio a la fe”.

El postulador insistió en que la expresión “odio a la fe” incluye virtudes como la justicia, el amor a Dios y al prójimo. “Estas virtudes son heridas, atacadas por medio de aquellos que matan a la persona que las está representando (...) y esto hay que demostrarlo”.

En este sentido, puntualizó que Rutilio, Nelson y Manuel fueron personas que durante toda su existencia vivieron las virtudes que luego los llevaron “a estar dispuestos a morir y a perdonar a quienes los mataban”.

El padre Cebollada finalizó la entrevista animando a los salvadoreños a continuar la devoción por los nuevos beatos, sin olvidar cómo vivieron y los motivos por los que entregaron sus vidas.+