Domingo 14 de agosto de 2022

El Papa en vuelo: "Lo que pasó con los indígenas fue un genocidio"

  • 30 de julio, 2022
  • Ciudad del Vaticano (AICA)
En el vuelo de regreso de Canadá, Francisco habló sobre el viejo y el nuevo colonialismo; de su renuncia; de la importancia de las mujeres y del Sínodo en Alemania, entre otros temas.
Doná a AICA.org

Lo de los indígenas “fue un genocidio”, dijo el Papa, respondiendo a las preguntas de los periodistas durante la rueda de prensa en el vuelo de regreso de Canadá. "Las colonizaciones ideológicas de hoy tienen el mismo patrón", afirmó Francisco y agregó: "Quien no entra en su camino, es considerado inferior. Siempre tenemos la actitud colonial de reducir su cultura a la nuestra”, argumentó el Papa.

“Es algo que nos viene de nuestra forma de vida desarrollada, que a veces perdemos los valores que ellos tienen. Por ejemplo, los pueblos indígenas tienen un gran valor que es el de la armonía con la creación. Y al menos algunos que conozco lo expresan con la palabra “vivir bien”, que no significa, como entendemos los occidentales, pasarlo bien o tener una buena vida. No. Vivir bien es conservar la armonía. Y este para mí es el gran valor de los pueblos originarios: la armonía. Estamos acostumbrados a reducirlo todo a la cabeza. En cambio -hablo en general- la personalidad de los pueblos originarios es que saben expresarse en tres idiomas: con la cabeza con el corazón y con las manos. Pero todos juntos. Y saben tener este lenguaje con la creación”.

Renunciar al pontificado “no es una catástrofe”
Al ser consultado por la periodista mexicana Valentina Alazraki sobre sus futuros viajes y las “limitaciones” de su salud, en la rueda de prensa a su regreso del viaje apostólico a Canadá, el Santo Padre dijo que “no creo que pueda andar con el mismo ritmo de viajes que antes”.

“Creo que a mi edad y con esta limitación debo medirme un poco para poder servir a la Iglesia, o al contrario pensar en la posibilidad de hacerme a un lado”, señaló.

“Esto no tiene nada de extraño, no es una catástrofe”, subrayó, añadiendo que “se puede cambiar Papa… no hay problema. Pero creo que debo limitarme un poco con estos esfuerzos”.

En una pregunta posterior, el Francisco dijo que está disponible a “lo que el Señor diga. El Señor puede decir que renuncie. Es el Señor quien manda”.

“La puerta está abierta, es una opción normal, pero hasta la fecha no ha llamado a esta puerta. "En este momento, sinceramente, no", reiteró Francisco.

La “moral está siempre en un camino de desarrollo”
Consultado por la periodista Claire Giangravé, de Religion News Service, acerca de la posibilidad por parte de la Iglesia de reconsiderar la prohibición total del uso de anticonceptivos, el Papa dijo que “la moral está siempre en un camino de desarrollo”.

El Santo Padre dijo que para el desarrollo de las cuestiones morales “hay una regla que es muy clara y esclarecedora, que dije en otra ocasión”. A continuación, hizo referencia a San Vicente de Lerins, y dijo que “la verdadera doctrina, para avanzar, para desarrollarse, no debe ser estática”.

“Por esto el deber de los teólogos es la investigación, la reflexión teológica. No se puede hacer teología con un 'no' por delante”, señaló el Papa, al tiempo que aseguró que “el desarrollo teológico debe ser abierto, porque para eso están los teólogos, y el Magisterio debe ayudar a entender los límites”.

En esta línea, el Papa Francisco hizo referencia a un documento recién publicado sobre un seminario promovido desde la Pontificia Academia para la Vida, en el que teólogos, filósofos y expertos debatieron acerca del uso de métodos anticonceptivos en determinadas circunstancias. 

Más tarde, el Papa dijo que “muchas cosas han cambiado. Pensemos, por ejemplo, en las armas atómicas: hoy se declara oficialmente que el uso y la posesión de armas atómicas es inmoral y la pena de muerte también”.

Para el Santo Padre, “una Iglesia que no desarrolla su pensamiento en sentido eclesial es una Iglesia que retrocede y este es el problema actual de tantos que se llaman tradicionales”.

El Pontífice dijo que estas personas “no son tradicionales, son ‘indietristas’, van hacia atrás, sin raíces” y señaló que esta actitud “es un pecado porque no avanza con la Iglesia”.

“La tradición es la raíz de la inspiración para avanzar en la Iglesia. Siempre estas raíces. El ‘indietrismo’ va hacia atrás y la actitud retrógrada siempre se cierra. Es importante entender bien el papel de la tradición, que siempre está abierta como las raíces del árbol”. 

Para el papa Francisco, “si concibes la tradición como algo cerrado, esa no es la tradición cristiana. Siempre es el jugo de la raíz el que te hace avanzar hacia adelante”. 

Camino Sinodal alemán
El Papa respondió a una pregunta sobre la reciente declaración del Vaticano sobre el polémico Camino Sinodal alemán y señaló que “dije todo lo que tenía que decir sobre el camino sinodal” en su carta a la Iglesia en Alemania de 2019.

“En primer lugar, esa declaración fue hecha por la Secretaría de Estado. Fue un error no decir abajo. Creo que decía: comunicado de la Secretaría de Estado, pero no estoy seguro. Fue un error no firmarlo como un comunicado de la Secretaría de Estado. Pero es un error de oficio, no de mala voluntad”, explicó el Papa.

El Santo Padre dijo luego que “sobre el Camino Sinodal yo escribí una carta, la hice solo. Un mes con oración, reflexión, consultas... y dije todo lo que tenía que decir sobre el camino sinodal. Más que eso no diré”.

La pierna del Papa “decidirá sus futuros viajes”
“Yo tengo toda la buena voluntad, pero veremos qué dice la pierna”, dijo el Santo Padre refiriéndose al dolor de la rodilla que lo afecta desde hace varios meses.

A la pregunta sobre si irá a Kazajstán y a Ucrania, el papa Francisco contestó: “He dicho que a Ucrania quisiera ir, veremos ahora qué cosa encuentro cuando llegue a casa. A Kazajztán, por el momento, me gustaría ir, es un viaje tranquilo sin movimiento, habrá un congreso de religiones allí”.

A fines de mayo se informó que el Santo Padre asistirá al VII Congreso de Líderes de las Religiones Mundiales y Tradicionales, que se celebrará en Nur-Sultán en septiembre, en Kazajstán.

“Pero por el momento todo queda como está, porque debo ir a Sudán del Sur, antes que al Congo, porque es un viaje con el arzobispo (anglicano) de Canterbury y con el obispo de la Iglesia de Escocia, los tres juntos como hicimos el retiro hace un par de años”, agregó el Santo Padre.

“Luego el Congo, pero será el próximo año por la estación de lluvias… veremos”, dijo el Papa al comentar que será su estado de salud el que permita que viaje o no.

El papa Francisco debía viajar al Congo y a Sudán del Sur a comienzos de este mes de julio, pero su dolencia en la rodilla se lo impidió. En su lugar envió a visitar ambos países africanos al Secretario de Estado del Vaticano, cardenal Pietro Parolin.

El importante papel de las mujeres
Al término de la rueda de prensa del avión de regreso a Roma desde Canadá, el Santo Padre destacó el papel de la mujer y de las abuelas como transmisoras de la fe. 

Tras finalizar la ronda de preguntas de los periodistas que le acompañaban en el vuelo de regreso a Roma desde Canadá, este 30 de julio, Francisco quiso subrayar el papel de la mujer en la transmisión de la fe. 

Recordó que su viaje estuvo marcado por la figura de Santa Ana y explicó que “la fe va transmitida en dialecto”, específicamente en “el dialecto materno de las abuelas”.

“Nosotros hemos recibido la fe en esa forma dialéctica femenina, y esto es muy importante. El papel de la mujer en la transmisión de la fe y en el desarrollo de la fe. Y la madre y la abuela enseñan a rezar, y la abuela y la madre explican al niño las primeras cosas que no entiende  de la fe”, dijo el Papa.

A continuación, aclaró que esta transmisión dialectal “es femenina”, ya que “la que transmite la fe es la Iglesia, y la Iglesia es mujer, es esposa. La Iglesia no es masculina, es mujer”. 

“Y nosotros -continuó el Papa-, debemos pensar en esta idea de la Iglesia como mujer. La Iglesia madre, que es más importante que cualquier fantasía ministerial machista o cualquier poder machista”. 

“La Iglesia Mater, la maternidad de la Iglesia, la que es la figura de la madre del Señor. Es importante en este sentido, subrayar  la importancia de la transmisión de la fe desde este dialecto materno”, dijo. 

Por último, explicó que llegó a esta idea tras leer el martirio de los Macabeos, donde “dos o tres veces dice que la madre le daba ánimo en dialecto materno. La fe se transmite en dialecto, y ese dialecto lo hablan las mujeres”. 

“Y esta es la gran alegría de la Iglesia, porque la Iglesia es mujer, la Iglesia es esposa. Esto quise decirlo claramente pensando en Santa Ana”, concluyó.+