Viernes 24 de mayo de 2024

El obispo electo de San Carlos de Bariloche saluda a la comunidad diocesana

  • 19 de mayo, 2023
  • San Carlos de Bariloche (Río Negro) (AICA)
"Deseo acompañar, alentar e impulsar, pidiendo la gracia del Espíritu, el anhelo de ser una 'Iglesia en misión que anuncie con humidad y alegría a Jesús'", expresó Mons. Juan Carlos Ares en una carta.
Doná a AICA.org

Monseñor Juan Carlos Ares, a quien el Papa Francisco eligió obispo de San Carlos de Bariloche, envió una carta a la comunidad diocesana expresando la alegría enorme que experimenta por este llamado del Señor, sobre el cual manifestó: “Me supera y me invita a seguirlo por los caminos del Sur, junto a ustedes y mis hermanos obispos de la Patagonia”.

“Desde ahora los tengo a todos en mi corazón, en mi oración y ministerio. Sepan transmitir a todas las comunidades mi cordial saludo y el pedido de encomendarme a sus oraciones”, pidió en la misiva.

“Deseo acompañar, alentar e impulsar, pidiendo la gracia del Espíritu, el anhelo de ser una ‘Iglesia en misión que anuncie con humidad y alegría a Jesús’”, expresó monseñor Ares.

Texto de la carta
"¡Aquí estoy, envíame!" (Isaías 6, 8)

Querida comunidad diocesana de San Carlos de Bariloche y hermanos todos:

Con enorme alegría, nuevamente experimento el llamado del Señor que me supera y me invita a seguirlo por los caminos del Sur junto a ustedes y mis hermanos obispos de la Patagonia.

El Santo Padre, el Papa Francisco, con solicitud de Pastor por todo el Pueblo de Dios, me confiere en nombre de la Iglesia la misión de ser Obispo para ustedes; Obispo de la Diócesis de San Carlos de Bariloche, que este año cumple 30 años de existencia. De corazón, con sencillez y temblor respondo como el profeta: "¡Aquí estoy, envíame!".

Desde ahora los tengo a todos en mi corazón, en mi oración y ministerio. Sepan transmitir a todas las comunidades mi cordial saludo y el pedido de encomendarme a sus oraciones.

Queridos sacerdotes, religiosos y religiosas, a todos los ministerios de la diócesis y a todos los fieles laicos deseo acompañar, alentar e impulsar, pidiendo la gracia del Espíritu, el anhelo de ser una "Iglesia en misión que anuncie con humidad y alegría a Jesús".

Mi saludo cordial y compromiso como creyente y pastor a todos los habitantes de los pueblos, ciudades y parajes, de la propia ciudad de Bariloche y sus alrededores. Espero estar pronto entre ustedes para colaborar en el destino común, la fraternidad y en el cuidado de la Casa Común. "En los dinamismos de la historia, a pesar de la diversidad de etnias, sociedades y culturas, vemos sembrada la vocación deformar una comunidad compuesta de hermanos que se acogen recíprocamente y se preocupan los unos de los otros" (Fratelli Tutti 96).

Invocando a la Virgen de las Nieves con afecto imparto mi bendición.+