Domingo 1 de agosto de 2021

El nuncio invita a los jóvenes a ser protagonistas de su tiempo

  • 30 de enero, 2015
  • Esquel (Chubut)
En el marco de su visita a la prelatura de Esquel, el nuncio apostólico, monseñor Emil Paul Tscherrig, visitó el Campamento Juvenil Diocesano y dirigió un mensaje a los jóvenes de la región y a los voluntarios de Cáritas. El representante del Papa en el país los animó a no olvidar la importancia de la oración, a ser protagonistas de su tiempo y amar al prójimo buscando el bien de los demás.
Doná a AICA.org
En el marco de su visita a la prelatura de Esquel, el nuncio apostólico, monseñor Emil Paul Tscherrig, visitó el Campamento Juvenil Diocesano y dirigió un mensaje a los jóvenes de la región y a los voluntarios de Cáritas. El representante del Papa en el país los animó a no olvidar la importancia de la oración, a ser protagonistas de su tiempo y amar al prójimo buscando el bien de los demás.

Monseñor Tscherrig inauguró una capilla dedicada a san Francisco de Asís, en la Aldea San Francisco, cerca de la localidad de Epuyén, y posteriormente participó de la acampada juvenil acompañando al obispo prelado de Esquel, monseñor José Slaby CSsR, y a los demás sacerdotes y seminaristas de la prelatura.

El nuncio recordó a los jóvenes que el Papa los invitó a "no balconear la vida, a no estar mirando lo que pasa en el mundo" sin más, sino a participar y buscar cambiar la realidad. "El futuro es de ustedes y será lo que ustedes hagan".

"El Papa nos pide siempre rezar por él. Esto es muy lindo, porque significa que también el Papa necesita la ayuda continua de Dios. Imploremos por él en cada oración", sugirió.

Monseñor Tscherrig también les recordó la preocupación del Santo Padre por el futuro de los jóvenes. Les dijo que le preocupa que estudien y que trabajen, que no desperdicien el tiempo y los talentos que tienen.

Finalmente, el nuncio pidió a los voluntarios de Cáritas que sean conscientes del mensaje de amor que deben transmitir y les pidió especialmente cuidar de los ancianos.

"Ustedes saben que el Papa habla mucho de los ancianos. Muchos de ellos están solos. Como jóvenes de Cáritas, podrían visitar a esos ancianos, a los que están abandonados, solamente para hacer un acto de presencia, para que sepan que no están olvidados. Piénsenlo con otros jóvenes. Ellos son nuestra memoria, la memoria de nuestra fe. Díganles que son importantes como abuelos, que los necesitan para que caminen con ustedes", dijo el prelado.

"Queridos jóvenes, colaboren con esta maravillosa tarea de la caridad. Ser activos en la caridad es ser útiles. Cada servicio es un acto de amor, y Cáritas significa amor. Cuando hablen de Cáritas o colaboren en Cáritas, piensen siempre en donar un pedazo de sí mismos, de sus talentos, para dar a los otros un gesto de amor. Eso es amar: consumarse a sí mismo, para que los demás puedan tener una vida mejor", concluyó en su mensaje.+