Viernes 2 de diciembre de 2022

El mensaje del Papa motivó un debate sobre los medios de comunicación

  • 4 de junio, 2014
  • Buenos Aires (AICA)
Periodistas, profesionales de la comunicación y estudiantes de disciplinas relacionadas participaron el sábado 31 de mayo de un encuentro convocado por Crónica Blanca Argentina para reflexionar sobre el mensaje del Santo Padre para la Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales, que este año se celebró con el lema "Comunicación al servicio de una auténtica cultura del encuentro". La reunión sirvió como espacio de debate e intercambio de ideas sobre el papel de los medios de comunicación y la transmisión de valores en la sociedad.
Doná a AICA.org
Periodistas, profesionales de la comunicación y estudiantes de disciplinas relacionadas participaron el sábado 31 de mayo de un encuentro convocado por Crónica Blanca Argentina para reflexionar sobre el mensaje del Santo Padre para la Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales, que este año se celebró con el lema "Comunicación al servicio de una auténtica cultura del encuentro". La reunión sirvió como espacio de debate e intercambio de ideas sobre el papel de los medios de comunicación y la transmisión de valores en la sociedad.

Unos 70 asistentes escucharon en la sede de la Pastoral Universitaria de Buenos Aires a Ignacio Ramírez, periodista de C5N especializado en redes delictivas; a Silvina Oranges, periodista de la agencia estatal Télam abocada a temas religiosos, y a Claudio Grecco, máster en Psicología y adicciones. Los disertantes reflexionaron en torno al mensaje del papa Francisco para esta jornada en la que la Iglesia se reflexiona sobre el papel de los medios de comunicación en la conformación de la agenda, la promoción de valores y la ética con la que se manejan.

Ignacio Ramírez, conductor del ciclo "C5N investiga", relató su experiencia de trabajo cubriendo muchas veces noticias trágicas, que hablan de miseria, pobreza, desigualdad y soledad. Animó a promover, desde el espacio que uno ocupe, la solidaridad y el respeto. Lamentó que la programación de calidad en televisión sea presionada por la lógica del rating.

"El rating va quemando el poco resto de humildad que nos va quedando ?aseguró-. Y la velocidad hace el resto: te quema la cabeza, te hace decir muchas tonteríass juntas para llenar espacio. Esta velocidad no nos deja reflexionar y notar que verdaderamente perdimos el juicio y no tenemos expresiones mesuradas y correctas; que no construimos, sino que vivimos destruyendo minuto a minuto, todos los días".

El periodista explicó que, desde su práctica profesional, busca contar historias que involucran a personas, sus sentimientos, pensamientos y deseos. Pero no siempre son valorados en el ámbito profesional.

"Este documento me está ayudando a comprender que el mundo de la comunicación o nos ayuda a crecer o nos desorienta cada vez más. Hay que hacer un juicio individual y entender que la noticia tiene que ser pensada, elaborada, reflexionada porque, si no, colaboramos a que miles de vida sean destruidas a diario por la falta de juicio, de reflexión y de criterios, por guerras sin sentidos, por escándalos o por luchas empresariales que nada tienen que ver con nosotros".

Silvina Oranges, periodista de extensa trayectoria en la agencia de noticias Télam, centró su reflexión sobre el individualismo que muchas veces reina en las redacciones periodísticas. ¿Qué aportan los medios en que trabajamos? ¿Qué aportamos con nuestras palabras, nuestros gestos y nuestras actitudes a esta cultura del encuentro a la que nos llama Francisco? ¿Más bien generamos desencuentro?", planteó.

"Muchos de nosotros sentimos menos pudor de decirnos católicos ?reconoció-. Los demás profesionales también se siente interpelados por este nuevo líder referente moral. Interpela nuestras conciencias, y en un mundo como el nuestro, sumido por el relativismo y la indiferencia, la figura del Papa nos llama a pensar cómo traducir el ?lío? que Francisco pidió a los jóvenes".

Oranges destacó la necesidad de fomentar el diálogo, reconocer que el otro tiene algo importante para decir y ser escuchado, y dejar de lado una dialéctica que fomenta contrariedad y violencia. "Faltan más voces que representen o interpreten la voz de la Iglesia en los medios -advirtió-. Es necesario generar contenidos propios, con valores evangélicos, que de una vez derriben el mito de que las buenas noticias no venden".

Claudio Grecco habló de la palabra como mediatizadora del encuentro. Reflexionó sobre las "palabras vacías" y las "palabras plenas". Recordó que cada cultura tiene sus métodos de comunicación y sus medios de difusión. Desde su profesión, vinculada a la recuperación de adictos, ofreció una figura vinculada a la comunicación: "Lo que más me llamó la atención, cuando me inicié en esta profesión, es cómo circulaba la palabra. Si uno se grafica la idea misma de consumo de estupefacientes, reconocerá que está más vinculada con obturar, con tapar, con lo no dicho?"

El licenciado invitó a reflexionar sobre la intencionalidad de los mensajes: "Es ahí cuando una comunicación es plena o es simplemente una transmisión de información".

Grecco, psicólogo de profesión, invitó a pensar en la calidad de la comunicación interpersonal, que es base de las relaciones que luego los medios reproducen y desde donde se elaboran los mensajes sociales: "Creo que el encuentro empieza por nosotros. ¿Qué tan bien nos llevamos con nosotros mismos? ¿Nos bancamos un café solos, o tenemos que agarrar algo para distraernos, sumar algún ruido, evitar el silencio?"

"A partir de ahí ?añadió-, cuando reconstruimos la comunicación, el diálogo, el estar bien, podemos dar. Siento que es una época en la que hay mucho ruido. Esto es de adentro hacia afuera. La vía regia es la espiritualidad, la vivencia de trascendencia que está en cada uno de nosotros".

También hubo algunas autoridades presentes en el recinto de conferencias. Al final del encuentro tomó la palabra Emiliano Baloira, subsecretario de coordinación de la gobernación bonaerense, quien agradeció la convocatoria y manifestó que la convocatoria de Crónica Blanca colabora para promover la cultura del encuentro de la que habla el papa Francisco. También habló la exdiputada Cynthia Hotton, que animó a los profesionales a vivir con coherencia su vocación cristiana y su profesión en los medios.

El cierre de la jornada estuvo a cargo del presbítero Claudio Caruso, presidente de Crónica Blanca Argentina, que agradeció los aportes y el debate generado tras las exposiciones. Destacó la sed de encuentro de tantos profesionales de la comunicación y comprometió los espacios de la fundación para seguir colaborando con las necesidades espirituales de quienes están en los medios. Según definió, Crónica Blanca está llamada a ser un espacio para fomentar la buena comunicación, sustentada en valores trascendentes.+