Sábado 27 de noviembre de 2021

El episcopado venezolano apeló por la libertad de activistas de Derechos Humanos

  • 19 de octubre, 2021
  • Caracas (Venezuela) (AICA)
Comunicado de la Comisión Episcopal de Justicia y Paz de la Conferencia Episcopal Venezolana ante la detención de defensores de Derechos Humanos.
Doná a AICA.org

La Comisión de Justicia y Paz de la Conferencia Episcopal Venezolana (CEV) hizo un llamado a las autoridades del país pidiendo garantizar los derechos de los activistas de Derechos Humanos que están detenidos desde el mes de julio y aboga por una salida segura a la problemática.

“Los Estados tienen el deber de facilitar los medios necesarios para que los defensores de derechos humanos realicen libremente sus actividades; protegerlos cuando son objeto de amenazas para evitar los atentados a su vida e integridad; abstenerse de imponer obstáculos que dificulten la realización de su labor; e investigar seria y eficazmente las violaciones cometidas en su contra, combatiendo la impunidad”, dice el comunicado.

Justicia y Paz recuerda que Javier Tarazona, José Rafael Tarazona y Omar De Dios García, se encuentran detenidos desde el mes de julio pasado en una de las sedes del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (SEBIN). Fueron aprehendidos en el ejercicio de las labores de denuncia y promoción de derechos humanos como activistas en temas que resultan de particular sensibilidad. 

La comisión de la CEV manifestó su preocupación ya que las detenciones fueron “realizada sin orden judicial; se detuvieron a personas que se encontraban en la institución garante del respeto de sus derechos humanos; fueron detenidos por parte de funcionarios del mismo cuerpo de seguridad del Estado que estaban siendo denunciados y las detenciones se practicaron en contra de activistas que defienden derechos humanos y realizan acciones de denuncia”.

El episcopado venezolano señala que “los derechos humanos garantizan el debido proceso de las personas detenidas. En particular, el deber de informar inmediatamente a la persona detenida, sus familiares y representantes, sobre los motivos y razones de la detención”. 

Asimismo, destacan que “se debe asegurar una defensa adecuada que permita que las personas acusadas tengan contacto regular con su representante legal y se involucren en la preparación de sus respectivas audiencias”.

La Comisión de Justicia y Paz denuncia en su comunicado que de acuerdo a “información recibida de los familiares”, las personas privadas de su libertad “se encontrarían en condiciones inadecuadas de detención. En el actual contexto de pandemia, esta situación pondría en mayor riesgo a las personas privadas de libertad”.

Al respecto señalan que “hemos recibido la información de que los señores Javier Tarazona, José Rafael Tarazona y Omar De Dios García se han contagiado de Covid-19; han sido trasladados a un centro de atención médica, que los familiares desconocen con exactitud y se les negó información sobre su estado de salud”.

El comunicado, firmado por monseñor Roberto Lückert León, presidente de la Comisión de Justicia y Paz, y difundido el 18 de octubre exige: “Respeto al trabajo de los defensores de los derechos humanos en el territorio nacional; Información fidedigna y oportuna de las condiciones de salud y jurídicas de los defensores de derechos humanos aprehendidos”.

Y solicitan se considere el otorgamiento de una medida humanitaria por razones de salud.+