Jueves 25 de febrero de 2021

El episcopado unido al centenario del natalicio de Pironio

  • 1 de diciembre, 2020
  • Nueve de Julio (Buenos Aires) (AICA)
En una carta al obispo de Nueve de Julio, donde se encuentra la casa natal, encomienda al Siervo de Dios el cuidado de la vida no nacida y eleva una oración por su pronta beatificación.

La Conferencia Episcopal Argentina (CEA) manifestó estar "espiritualmente" unida a la celebración de la misa en conmemoración del centenario del nacimiento del Siervo de Dios Eduardo Francisco Pironio, prevista para el próximo jueves 3 de diciembre en su casa natal, en la diócesis de Nueve de Julio.

"Agradecemos el don de la vida de este hombre de Dios que fue instrumento del Espíritu para abrir los caminos de la esperanza, de la alegría del Evangelio, de la opción por los pobres y de la santidad, no solo en la historia de nuestro país sino también en la vida de la Iglesia en América Latina y Universal", expresó.

"Encomendémosle también el cuidado de la vida no nacida y recemos por su causa de beatificación y canonización con la confianza en que Dios manifiesta su santidad con las gracias que pedimos invocando su intercesión", agregó.

El episcopado lo hizo mediante una carta dirigida al obispo de Nueve de Julio, monseñor Ariel Torrado Mosconi, y con las firmas del obispo de San Isidro y presidente de la CEA, monseñor Oscar Vicente Ojea, y el obispo de Chascomús y secretario general de la CEA, monseñor Carlos Humberto Malfa.

Texto de la carta
Estamos espiritualmente unidos a la celebración de la Misa en conmemoración del Centenario del nacimiento del Siervo de Dios Cardenal Eduardo F. Pironio en esa tierra bendita de Nueve de Julio.

Campaña Donación AICA

Agradecemos el don de la vida de este hombre de Dios que fue instrumento del Espíritu para abrir los caminos de la esperanza, de la alegría del Evangelio, de la opción por los pobres y de la santidad, no solo en la historia de nuestro País sino también en la vida de la Iglesia en América Latina y Universal.

Encomendémosle también el cuidado de la vida no nacida y recemos por su Causa de Beatificación y Canonización con la confianza en que Dios manifiesta su santidad con las gracias que pedimos invocando su intercesión.

Fraternalmente en Cristo y María Santísima.

Más información: www.episcopado.org.+