Jueves 13 de junio de 2024

El enviado del Papa en Moscú se reúne con el patriarca ruso

  • 29 de junio, 2023
  • Moscú (Rusia) (AICA)
El presidente del episcopado italiano se encuentra en la capital rusa desde el miércoles, para cumplir con la misión encomendada por el Papa Francisco de mediar en la guerra.
Doná a AICA.org

El presidente de la Conferencia Episcopal Italiana, el cardenal Matteo Zuppi, se encuentra desde este miércoles en Moscú, para avanzar en la misión que le encomendó el Papa Francisco de “identificar y alentar iniciativas humanitarias que permitan iniciar un camino que, esperamos, conduzca a la tan deseada paz en Ucrania”, cuando se han cumplido un año y cuatro meses desde la invasión de Rusia a su país vecino.

La Oficina de Prensa de la Santa Sede informó que el cardenal Zuppi mantendrá durante la mañana de este jueves un encuentro con la Comisaria para los Derechos del Niño, señora Belova. Ya por la tarde, se producirá un encuentro con el patriarca Kirill, líder de la Iglesia ortodoxa rusa, quien se posicionó a favor de Putin en la invasión.

El cardenal italiano presidirá por la tarde una solemne concelebración eucarística en la catedral dedicada a la Madre de Dios, donde se reunirá con la comunidad católica, a la que le transmitirá los saludos, la cercanía y las oraciones del Santo Padre, informa también la Santa Sede. Será en la mañana de este viernes cuando Zuppi regrese a Roma.

El purpurado está en todo momento acompañado por un funcionario de la Secretaría de Estado en la capital rusa. Tal y como reflejaba la Santa Sede, el objetivo "es alentar gestos de humanidad que puedan contribuir a favorecer una solución a la trágica situación actual".

El viaje de Zuppi a Kiev
El viaje de Zuppi a Moscú se produce tres semanas después de su estancia en Kiev para iniciar la mediación que desemboque en un alivio de las tensiones en cuanto al conflicto en Ucrania.

Durante sus dos días en Kiev, Zuppi mantuvo una serie de reuniones de trabajo -y también de oración-, que le hicieron tocar diversos aspectos de una tragedia que dura ya quince meses. Desde su llegada, el 5 de junio, el cardenal -que partió hacia el país eslavo para "lograr una paz justa y apoyar gestos de humanidad que alivien las tensiones", como afirmaba el comunicado de la Santa Sede en vísperas del viaje-, además de reunirse con Zelensky, se había detenido a rezar en Bucha, la ciudad a pocos kilómetros de la capital que fue noticia al comienzo del conflicto por la masacre indiscriminada de civiles, cuyos cadáveres fueron abandonados en las calles o arrojados a fosas comunes.+