Jueves 2 de febrero de 2023

El Celam se solidariza con las víctimas de Petrópolis en Brasil

  • 21 de febrero, 2022
  • Bogotá (Celam) (AICA)
"Nuestra Señora de Aparecida, Patrona de Brasil, nos motive a estar siempre atentos al sufrimiento de nuestros hermanos que viven momentos de dolor", dice el mensaje.
Doná a AICA.org

El Consejo Episcopal Latinoamericano (Celam) expresó su solidaridad con las víctimas y los damnificados de la ciudad de Petrópolis, en el Estado brasileño de Río de Janeiro, afectados por las fuertes lluvias e inundaciones de la noche del martes 15 de febrero, que ya deja al menos 140 fallecidos, 191 desaparecidos y centenares de personas que lo perdieron todo.

El mensaje del Celam, con fecha 19 de febrero y firmado por su presidente, monseñor Miguel Cabrejos Vidarte y su secretario general, monseñor Jorge Eduardo Lozano, se extiende también a la diócesis de Petrópolis y al episcopado brasileño, con la promesa de su oración por el eterno descanso de los fallecidos y por las familias impactadas por la tragedia.

“Lo ocurrido -indica el comunicado del Celam- nos debe llevar a reflexionar sobre la necesidad de implicarnos, cada vez más, en el cuidado de la casa común, buscando contener los efectos del cambio climático. Al mismo tiempo, se hace necesario el cuidado de las infraestructuras que eviten estas catástrofes, y la puesta en marcha de políticas públicas para que los más pobres no se vean obligados a construir sus viviendas en lugares de alto riesgo”.

“En este momento de grave dificultad, junto con la Conferencia Nacional de Obispos de Brasil y la Iglesia local, invitamos a los fieles católicos a asumir una actitud de solidaridad y de caridad con quienes han perdido lo poco que tenían, especialmente con las familias que se encuentran de luto por la muerte de sus seres queridos”, se lee en la comunicación del Celam.

Al recordar las enseñanzas del papa Francisco en su carta encíclica Laudato si’, el episcopado latinoamericano y caribeño enfatiza la necesidad de luchar con vigor “para resolver las consecuencias dramáticas de la degradación ambiental en las vidas de los más pobres del mundo”. ¡El cuidado de la ‘casa común’ y de los más pobres sigue siendo prioritario e inaplazable!

El mensaje del Celam concluye evocando a Nuestra Señora de Aparecida, Patrona de Brasil, pidiendo por el consuelo de las víctimas y alentando a la ayuda mutua entre los católicos: “que nos motive a estar siempre atentos al sufrimiento de nuestros hermanos y hermanas que viven momentos de dolor”.+