Martes 19 de octubre de 2021

El Celam celebra su 38ª Asamblea General en la compleja realidad que atraviesa el continente

  • 17 de mayo, 2021
  • Bogotá (Celam) (AICA)
Del 18 al 21 de mayo el Celam celebra su Asamblea General que por primera vez reunirá a los presidentes y delegados de las Conferencias Episcopales a través de una plataforma digital.
Doná a AICA.org

“Un camino sinodal para la elaboración de la propuesta de renovación y reestructuración del Celam”, expresa el presidente del Celam, monseñor Miguel Cabrejos Vidarte, al referirse a la 38ª Asamblea General del Consejo Episcopal Latinoamericano que inicia mañana y hasta el viernes 21 de mayo, y que reunirá a los presidentes y delegados de las Conferencias Episcopales del continente a través de una plataforma digital y un pequeño grupo participará de manera presencial desde la ciudad de Trujillo, en Perú, donde el presidente del Celam es su arzobispo.

Monseñor Cabrejos espera que esta histórica Asamblea sea “muy reflexiva y participativa”, a fin de ahondar en la compleja realidad que atraviesa el continente, “sumamente afectado por la pandemia del Covid-19”.

De igual forma, el arzobispo confía que la propuesta de renovación y reestructuración del organismo episcopal, que será presentada durante la Asamblea, respondiendo al ‘Mandato de Tegucigalpa’, “cuente con el visto bueno de los obispos asambleístas” y permita afianzar el camino sinodal que viene transitando el Celam.

“Tengo la expectativa -expresó monseñor Cabrejos- que la propuesta que estamos presentando cuente con el visto bueno de los obispos asambleístas para continuar con el proceso de renovación y reestructuración del Celam en espíritu de comunión, colegialidad y sinodalidad”. 

El arzobispo anhela “que al final de la Asamblea podamos tener buenas conclusiones y buenos mensajes al Santo Padre, a las Conferencias Episcopales y al Pueblo de Dios que peregrina en tierras latinoamericanas y caribeñas, inspirándonos en los cuatro sueños de la Exhortación ‘Querida Amazonía’: social, cultural, ecológico y eclesial que son la base de la reestructuración y renovación".

El presidente del Celam destacó que “en las reuniones de consulta hemos recogido informaciones claves sobre las dinámicas eclesiales de cada una de las Regiones, dentro de un espíritu de fraternidad y solidaridad, de sinceridad y de apoyo mutuo”. 

Cada región -explicó- tiene su propia peculiaridad, lo cual es importante percibir y alentar. Hay regiones como El Caribe, por ejemplo, que tienen desafíos en la comunicación en varios idiomas y realidades muy diversas en lo socio-político. Hemos visto la importancia fundamental de la comunicación y el acompañamiento y por ello estamos convencidos que las diversas lenguas que se hablan en la Región no deben limitarnos y el Celam debe tenerlas muy en cuenta.   

La pandemia no paralizó la tarea del Celam
A pesar de la pandemia de Covid que padece el continente y que alteró la vida de todos y nos puso frente a un nuevo desafío, monseñor Cabrejos destacó el hecho que igualmente durante todo este tiempo, el organismo eclesial no estuvo paralizado.

Desde Cebitepal se han priorizado los cursos y diplomados virtuales, lo cual ha permitido una mayor cobertura con calidad. En el 2020 participaron más de 4 mil alumnos.

El Centro de Gestión del Conocimiento elaboró importantes documentos, entre ellos “La Cuestión Social bajo el Covid-19”

El Centro para la Comunicación viene realizando las comunicaciones virtuales en preparación tanto de la presente Asamblea General como para la preparación de la Asamblea Eclesial, así como la publicación “ADN-Celam”

El Centro de Redes y Acción Pastoral viene brindando el servicio de animación de redes tales como la Repam, la Remam, Acuífero Guaraní, Clamor, Oslam y se continuó con la comunicación y coordinación con redes históricas, como la de pastoral juvenil.

El desafío de asumir el camino en clave sinodal
Por su parte, el secretario general del Celam, monseñor Jorge Eduardo Lozano, destacó que “el desafío que tenemos es justamente asumir este camino en clave sinodal” 

“Hablar de asamblea eclesial ciertamente es hablar de sinodalidad -subrayó- y el desafío que tenemos es ser fieles a ese camino, intentar escuchar todas las voces, congregar las diversas vocaciones, carismas, ministerios y en un espíritu de diálogo y de comunión, buscar cómo responder a los nuevos desafíos que este tiempo nos está planteando. Los desafíos ya eran una preocupación en el 2019 y buscar juntos esas respuestas y que durante este tiempo de pandemia se fueron como redoblando, reforzando o algunos desafíos nuevos que aparecieron, así que mis expectativas son realmente muy buenas y el desafío que tenemos es justamente asumir este camino en clave sinodal”.

Monseñor Lozano explicó que se trata de una Asamblea “en mitad de período” y de ahí que uno de los objetivos es presentar el plan completo y conversar, recibir aportes y también hacer una aprobación explícita para seguir trabajando luego en la reestructuración de los estatutos según lo que se apruebe en esta asamblea.+