Domingo 5 de febrero de 2023

El Cardenal Rouco Varela se despidió de la arquidiócesis de Madrid

  • 13 de octubre, 2014
  • Madrid (España) (AICA)
El cardenal Antonio María Rouco Varela se despidió de la arquidiócesis de Madrid presidiendo una concelebración eucarística en la catedral de la Almudena. En su adiós, el purpurado invitó a los feligreses a ser "testigos valientes de Jesucristo".
Doná a AICA.org
El cardenal Antonio María Rouco Varela se despidió de la arquidiócesis de Madrid presidiendo una concelebración eucarística en la catedral de la Almudena. En su adiós, antes de la toma de posesión del arzobispo electo, monseñor Carlos Osoro Arana, el purpurado -actualmente en su cargo de administrador apostólico- invitó a los feligreses a ser "testigos valientes de Jesucristo".

La eucaristía fue concelebrada por el nuncio en España, monseñor Renzo Fratini, el obispo castrense, monseñor Juan del Río; el nuncio apostólico en Kazajistán, el madrileño monseñor Miguel Maury; el obispo de Astorga, monseñor Camilo Lorenzo, y los obispos auxiliares de Madrid, monseñor Fidel Herráez, monseñor César Franco y monseñor Juan Antonio Martínez Camino, además de los vicarios generales de las diócesis de la provincia eclesiástica de Madrid, junto con cientos de presbíteros diocesanos y religiosos.

En su homilía, el cardenal recordó sus raíces compostelanas y la marca espiritual que le dejó el primer viaje de san Juan Pablo II a Santiago, y más tarde, la Jornada Mundial de la Juventud, celebrada en la ciudad que atesora los restos del Apóstol. Se reconoció como un obispo tocado hasta lo más hondo del alma "por la fuerza irradiadora de la persona y del mensaje de san Juan Pablo II".

Antes de la misa, el administrador apostólico aprovechó para visitar también las ocho vicarías territoriales y mantener encuentros con sacerdotes, religiosos, religiosas y feligreses, de quienes se despidió y a quienes dejó sugerencias y consejos.

El cardenal Rouco Varela presentó su renuncia al papa Francisco en agosto de 2011 al cumplir los 75 años, como marca el derecho canónico. El pontífice aceptó la dimisión y nombró en reemplazo al vicepresidente de la Conferencia Episcopal Española y arzobispo de Valencia, monseñor Carlos Osoro.

En la despedida del cardenal Rouco estuvieron presentes la alcaldesa de Madrid, Ana Botella; el presidente de la Comunidad, Ignacio González, y el exministro de Justicia del actual gobierno, Alberto Ruiz-Gallardón.+