Sábado 20 de agosto de 2022

El Card. Sandri alentó la protección del patrimonio litúrgico de Oriente

  • 17 de febrero, 2022
  • Ciudad del Vaticano (AICA)
Conferencia con motivo del 25º aniversario de la Instrucción para la aplicación de las prescripciones litúrgicas del Código de los Cánones de las Iglesias Orientales.
Doná a AICA.org

Hay un patrimonio que corre el riesgo de disiparse bajo la fuerza de las cosas contingentes. Es la herencia litúrgica de las Iglesias orientales, que "migra" de Oriente a Occidente siguiendo los flujos migratorios, y que podría perder sus características propias, aplanándose quizás sobre el estilo latino, sin una atención adecuada por parte de los responsables de las Iglesias de los dos polos, advirtió el cardenal Leonardo Sandri, en su saludo al inicio de los trabajos de la conferencia organizada con motivo del 25º aniversario de la Instrucción para la aplicación de las prescripciones litúrgicas del Código de los Cánones de las Iglesias Orientales.

Tal como explica VaticanNews en su nota, el documento, titulado "El Padre Incomprensible", lleva la firma del cardenal Achille Silvestrini con la fecha del 6 de enero del 1996 y debería haberse celebrado su 25º aniversario el año pasado, pero el acto fue pospuesto a causa de la pandemia.

En este sentido, el prefecto de la Congregación para las Iglesias Orientales subrayó que el aplazamiento a 2022 tenía como objetivo hacer coincidir el inicio de la conferencia con la sesión plenaria del dicasterio, para contar con la presencia del mayor número posible de personas, no sólo de los jefes y padres de las distintas Iglesias orientales católicas, sino también de los miembros de las respectivas comisiones litúrgicas, con el fin de generar una escucha y un debate con la Sede Apostólica, así como -dijo el cardenal- entre las Iglesias pertenecientes a la misma tradición ritual: el rito alejandrino, el constantinopolitano, el siro-antioqueno, el siro-oriental, el armenio".

Por lo tanto, en el escenario actual, concluyó el cardenal argentino, la protección de este patrimonio pide, por un lado, a los pastores latinos que no se limiten a garantizar una "misa genérica en árabe" frente a los numerosos migrantes en sus países. Por otra parte, pide a los jefes y padres de las Iglesias orientales que "no persigan la dependencia de una forma celebrativa como la latina, como si fuera el único modelo de reducción al que aspirar, aunque sea el mayoritario".+