Lunes 27 de junio de 2022

El Card. Rosa Chávez visitó Mar del Plata y valoró las huellas de Pironio y Romero

  • 7 de febrero, 2022
  • Mar del Plata (Buenos Aires) (AICA)
El cardenal salvadoreño Gregorio Rosa Chávez visitó Mar del Plata para participar de la fundación de una casa religiosa. También mantuvo un encuentro con el clero y con periodistas locales.
Doná a AICA.org

En el marco de su visita a la Argentina, el obispo auxiliar de San Salvador, El Salvador, cardenal Gregorio Rosa Chávez, llegó a Mar del Plata para participar de la fundación de una comunidad religiosa de las hermanas Siervas de la Misericordia.

La ceremonia se llevó a cabo en la mañana del sábado en el colegio Don Bosco, de General Pirán, donde se encuentra la casa en la que vivirán las hermanas salvadoreñas. Allí, el cardenal Rosa Chávez, junto con las religiosas, el obispo de Mar del Plata, monseñor Gabriel Mestre; su obispo auxiliar, monseñor Darío Quintana; y el párroco de la comunidad, presbítero Cristian Basterrechea; fueron recibidos por las autoridades del colegio.

La misa estuvo presidida por el cardenal y concelebrada por monseñor Mestre, monseñor Quintana y los sacerdotes presentes.

En su homilía, el cardenal comenzó agradeciendo a los obispos, sacerdotes y a la comunidad diocesana por su bienvenida. Posteriormente, recordó al siervo de Dios, cardenal Francisco Eduardo Pironio, al conmemorarse su pascua, y a san Oscar Romero, “dos compañeros de camino que, con su espiritualidad, guían e iluminan el carisma de las hermanas”. También exhortó a que las hermanas “se dejen guiar por estos dos pastores y que puedan acercar la misericordia de Dios a la comunidad”.

Finalizada la misa, se reservó a Jesús sacramentado en la capilla de la casa, donde vivirán las hermanas, y el cardenal bendijo las instalaciones. 

Encuentro con el clero y periodistas

Asímismo, en su paso por el país, el cardenal Rosa Chávez mantuvo reuniones con el clero y periodistas de Mar del Plata.

Reunido con los sacerdotes, el purpurado, amigo y colaborador de San Oscar Romero, disertó sobre la vida del santo obispo Romero y tomó extractos de su diario personal y sus homilías.

Un aspecto central de su reflexión fue la relación de Oscar Romero y el siervo de Dios Eduardo Pironio. Mostró la comunión de ideas entre ambos y el modo de anunciar el Evangelio ante una realidad desafiante en América Latina. Ambos se situaron en una perspectiva profética y con un compromiso serio por la Paz, afirmó. 

Luego de la charla, compartieron la celebración de la Eucaristía y el almuerzo.

Reunido con los periodistas locales, el cardenal volvió a referirse a la relación entre San Oscar Romero y  Eduardo Pironio: “Pironio guió a Romero: sin Pironio, Romero no sería santo. Tengo una gran devoción por Pironio, y él guió mi pastoreo y mi lema episcopal, que es el trabajo por la paz. Solo los santos pueden mostrarnos el camino: Pironio y Romero siempre guiaron a su pueblo. Yo me siento muy feliz de ser parte de esta Iglesia que camina y busca la paz”, sostuvo.+