Domingo 19 de mayo de 2024

El arzobispo expresó su preocupación por el avance de la violencia narco en Córdoba

  • 17 de marzo, 2023
  • Córdoba (AICA)
"Depende de nosotros que esto no sea Rosario", dijo monseñor Ángel Rossi en declaraciones radiales al referirse a la situación que vivió recientemente el presbítero Mariano Oberlín.
Doná a AICA.org

El arzobispo de Córdoba, monseñor Ángel Sixto Rossi SJ, expresó su preocupación por el avance de la violencia narco en la provincia, al referirse a la situación que vivió recientemente el presbítero Mariano Oberlín, quien denunció que una persona abrió fuego con una escopeta recortada contra un grupo de jóvenes que se recuperan de las adicciones en un hogar del barrio Müller, en la capital cordobesa.

A raíz de ese episodio, las autoridades provinciales dispusieron custodia policial al sacerdote y protección a la fundación que dirige en barrio Campo de la Ribera.

Monseñor Rossi destacó la tarea pastoral del padre Oberlín y definió al ataque al hogar donde jóvenes se recuperan de las adicciones como un símbolo casi caricaturesco de las situaciones cotidianas que se viven en los barrios populares.

En declaraciones a Radio Mitre, el arzobispo cordobés contó que planea encontrarse en breve con las autoridades políticas. “La idea es ir pensando estos días poder sentarnos a conversar, sentarnos a pensar una estrategia más real y más agresiva en el buen sentido de la palabra".

"El hecho de que Mariano haya decidido hacerlo público, fue una decisión, es interpelante para todos”, sostuvo en relación con el hecho vivido por el sacerdote, y agregó: “Seguramente habrá actuaciones en estos días, actuaciones, conversaciones, en la línea de buscar soluciones”.

“Solemos decir que esto no es Rosario, no es Rosario todavía, estamos en un momento donde casi depende de nosotros que esto no sea Rosario, pero si nos descuidamos va a ser Rosario en tres meses o ya lo es y será más descarado a la vista”, advirtió.

Monseñor Rossi consideró que “esto tiene que ser un trabajo en conjunto en donde algunos tienen más responsabilidades que otros, y el papa Francisco suele repetir ‘juntos salimos o juntos nos hundimos’".

"Esperemos que, con buena disposición de las partes, de cada uno de nosotros, de los distintos ámbitos nos animemos a realizar un trabajo más serio, más agresivo, no negador de la realidad”, concluyó.+

NOTICIAS RELACIONADAS