Sábado 22 de enero de 2022

Dolor tras el asesinato del sacerdote colombiano en Angola

  • 10 de marzo, 2021
  • Bogotá (Colombia) (AICA)
El padre Manuel Jáuregui fue cruelmente asesinado en Luanda, Angola, donde el joven sacerdote llevaba cinco años de misión. Se complica la repatriación de sus restos.
Doná a AICA.org

“Nuestro hermano fue apuñaleado mortalmente en momentos en que regresaba a su casa después de compartir en casa de unos amigos”, informó el padre Germán Mazo, superior general de las Misiones Extranjera en Yarumal, en un breve comunicado que anuncia el asesinato del sacerdote colombiano, la noche del pasado 7 de marzo. 

Se trata de padre Manuel Ubaldo Jáuregui Vega, de 36 años, colombiano de Cúcuta, cuyos cinco años de ministerio sacerdotal, desde su ordenación en diciembre de 2015, los ejerció en Angola.

El padre Manuel fue asesinado en Luanda, capital de la República de Angola, África. 

El sacerdote –según explica Radio Caracol de Colombia tras una entrevista con un miembro de la Comunidad de Yarumal- salió de una reunión en horas de la noche y con su camioneta, chocó una motocicleta. Al bajarse, para percatarse de los daños, fue abordado por el propietario de la motocicleta, quien le hizo dos heridas con arma blanca en el pecho. 

El sacerdote fue trasladado a un centro hospitalario, pero la gravedad de las heridas, en los órganos internos generaron su deceso. El agresor fue capturado por las autoridades locales y permanece bajo custodia.

Los miembros de la Comunidad misionera de Yarumal lamentan su muerte y elevan oraciones por su descanso eterno y el consuelo de sus familiares. 

También el episcopado colombiano, en la voz de monseñor Francisco Múnera Correa, obispo de la diócesis de San Vicente del Caguán y presidente de la Comisión Episcopal de Misiones y en unión con el Centro Nacional Misionero y las Obras Misionales Pontificias (OMP), expresaron su tristeza por el asesinato de este religioso. 

El prelado ofreció un saludo de solidaridad y cercanía a los Misioneros Javerianos de Yarumal y a la familia Jáuregui Vega por el fallecimiento del padre Manuel Ubaldo Jáuregui.

Las posibilidades de repatriar su cuerpo, tal como lo desea tanto su familia como sus amigos y comunidad del barrio Cuberos Niño en la capital de Norte de Santander, se van complicando. 

Según explicó el padre Germán Mazo, directivo en Medellín de la Congregación Misioneros de Yarumal, a la que pertenecía el religioso oriundo de Cúcuta, dijo que es muy complicado adelantar el proceso de repatriación a Colombia del misionero. 

“Hay muchos inconvenientes, primero hay problemas de comunicación con la ciudad de Luanda, segundo el asunto del Covid que puede entorpecer el envió de los restos, tercero, no sabemos si existen relaciones diplomáticas entre Colombia y Angola, cuarto, desconocemos la legislación penal de Angola y quinto me informan que la comunidad nuestra allá se encuentra adelantando los preparativos para su velorio en ese país”, señaló el sacerdote.

Entre tanto su familia y líderes comunales en Cuberos Niño guardan la esperanza que gracias a los oficios de la Cancillería colombiana se pueda traer el cuerpo del sacerdote desde Angola a Cúcuta. 

Este martes en la noche se realizó una velatón comunal en el parque del barrio por el descanso eterno del padre Manuel Jáuregui.+