Domingo 3 de julio de 2022

Diócesis argentinas se unen para rezar el Rosario por la Vida

  • 24 de marzo, 2022
  • Buenos Aires (AICA)
La 19° edición de "Un Rosario por la Vida" se realizará el viernes 25 de marzo, a las 18, en la catedral metropolitana. Diferentes diócesis de la Argentina se unen a la iniciativa.
Doná a AICA.org

En el marco del Día del Niño por Nacer, y como ya es tradición en Buenos Aires, el 25 de marzo se rezará en la catedral metropolitana de la Santísima Trinidad, "Un Rosario por la Vida".

El rosario comenzará a las 18 y luego se celebrará la Eucaristía de la solemnidad de la Anunciación el Señor, presidida por el rector de la catedral, presbítero Alejandro Russo. Finalizada la misa, se expondrá el Santísimo Sacramento para su adoración.

Asimismo, en la arquidiócesis de Rosario, abrazarán la vida con el rezo del rosario a las 19 y una misa a las 19.30, presidida por el párroco de la catedral Nuestra Señora del Rosario, padre Osvaldo Macerola, en representación del arzobispo, monseñor Eduardo Eliseo Martín, que se encuentra en visita pastoral. Animará el Ministerio de Música de la parroquia San José de la Caridad. Invitan Rosario por los no Nacidos, Vamos con María, Rosario público y Colaboradores de Fátima.

También se unen a rezar el rosario por la vida la parroquia Nuestra Señora de Lourdes, de Neuquén, a las 18.30; la catedral Nuestra Señora de la Concepción, de Río Cuarto, a las 19, seguido de una misa presidida por el obispo, monseñor Adolfo Uriona; el monasterio benedictino Santa María de los Toldos, a las 18.30; la catedral Nuestra Señora de la Encarnación, de San Miguel de Tucumán, a las 20.30, en el marco del aniversario del Jubileo de la diócesis; y la catedral de Santa Rosa, en La Pampa, a las 18.30.

Historia del Rosario por la Vida
El 25 de marzo de 1995 San Juan Pablo II presentaba la encíclica “Evangelio de la vida”. Unos meses más tarde, el 4 de septiembre, día en que se daba inicio a la Conferencia Internacional de la Mujer en Pekín, el entonces presidente de la Argentina, Carlos Saúl Menem, se declaraba públicamente a favor de la vida, lo que le valió una condecoración del Vaticano.

En diciembre de 1998, por decreto presidencial, se declaró el 25 de marzo “Día del Niño por Nacer”, realizándose un acto oficial en el Teatro Coliseo de la ciudad de Buenos Aires, que contó con la asistencia de autoridades civiles y religiosas locales e internacionales, reafirmándose así “la decidida posición a favor de la vida y de la familia humana… de la Argentina… para dar adecuada protección al niño por nacer”. La Argentina fue el primer país en hacer coincidir, por decreto presidencial, el día de la Anunciación con la celebración nacional del Día del Niño por Nacer, el 25 de Marzo.

El primer Rosario por la Vida se rezó en 2004, ante los cambios en las currícula escolar que trataba de imponer una cultura relativista hacia el don de la Vida, con ausencia total de la opinión de los padres y sus costumbres. Eso motivó que el primer Rosario se realizara frente al Ministerio de Educación, en la plaza Pizzurno.

El logo que dos Papas sostuvieron en sus manos 
El grupo de mujeres que tuvo esta iniciativa en 2004, preparó para entregar en la ofrenda de la misa, celebrada en la UCA, dos bajorrelieves. Uno fue entregado al cardenal Bergoglio, arzobispo de Buenos Aires, hoy papa Francisco; y el otro fue enviado a San Juan Pablo II. La creación del logo que acompaña siempre los afiches es donación de un creativo, y el bajorrelieve lo copió del logo la artista plástica Silvia Suhanes. A ambos dignatarios eclesiásticos les agradó la imagen, porque en ella se aprecia al rosario protegiendo las manos del hombre y la mujer que, unidas, hacen cuna a un bebé en gestación.

El entonces cardenal Jorge Mario Bergoglio, como arzobispo de Buenos Aires, acompañó desde sus inicios esta iniciativa de poner bajo el amparo de la Santísima Virgen la Vida naciente, ante el avance de propuestas legislativas que buscaban legalizar el aborto, extendiendo la oración a la protección de toda Vida.

Hoy el aborto lamentablemente es ley en Argentina, sin embargo miles de mujeres madres, abuelas, esposas, alientan la esperanza que esta medida se revierta, confiando en la fuerza de la oración. Es así como el Rosario por la Vida se reza en todo el país.+