Viernes 3 de febrero de 2023

Día Mundial contra la Lepra: "No dejar a nadie atrás", pidió el Papa

  • 23 de enero, 2023
  • Ciudad del Vaticano (AICA)
Con motivo del Día Mundial contra la Lepra de este año, el papa Francisco llamó a no olvidar a los más pobres y a construir una sociedad más inclusiva.
Doná a AICA.org

El Día Mundial contra la Lepra debería ser una ocasión para “revisar nuestros modelos de desarrollo y denunciar y corregir la discriminación que provocan”, escribe el Papa en un mensaje a los participantes en el segundo simposio internacional sobre la lepra, en curso del 23 al 24 de enero en el Vaticano.

“Esta es una buena oportunidad para reafirmar nuestro compromiso con la construcción de una sociedad inclusiva, que no deje a nadie al margen”, aseveró el pontífice.

No dejes a nadie atrás
El mensaje dirigido a los participantes del simposio sobre la enfermedad de Hansen -como así también se conoce a la lepra-, lleva por título "No dejar a nadie atrás" y se llevará a cabo este lunes y martes en el Pontificio Instituto Patrístico Augustinianum de Roma. 

El Día Internacional de la Lepra se celebra anualmente el último domingo de enero (este año, el 29 de enero). Fue introducido en 1954 por Raoul Follereau, el "apóstol de los leprosos", que quería llamar la atención sobre la difícil situación de los afectados.

“No podemos olvidar a estos hermanos y hermanas nuestros. No debemos ignorar esta enfermedad, que lamentablemente todavía afecta a muchos, especialmente en contextos sociales más desfavorecidos”, escribió Francisco en su mensaje, e instó a “revisar nuestros modelos de desarrollo y denunciar y tratar de corregir la discriminación que provocan”. 

Por otra parte el Papa subrayó que "la denuncia debe ir siempre acompañada de la propuesta, como síntesis entre el bien que en silencio ya existe y las visiones proféticas, capaces de suscitar una caridad estructurada y una vida más justa convivencia". 

“En esto es preciosa la contribución de ustedes, el estímulo y la ayuda que dan a las Iglesias locales, para que estén al lado de los rechazados y sepan acompañar activamente los procesos de inclusión y desarrollo humano integral”, dijo Francisco. 

“Debemos preguntarnos -propuso el Papa a los participantes al Simposio- cómo colaborar mejor con las personas con lepra, tratándolos plenamente como personas, reconociéndolos como los principales protagonistas en su lucha por participar de los derechos humanos básicos y vivir como miembros plenos de la comunidad”.

Finalmente, el pontífice concluyó expresando su cercanía “a quienes padecen la enfermedad de Hansen y los animó a seguir trabajando para que no les falte el apoyo espiritual y la atención médica. Las comunidades cristianas deben dejarse evangelizar por estos hermanos y hermanas y estar al frente de los esfuerzos para su plena integración”.+