Viernes 30 de septiembre de 2022

Declaración de las iglesias frente a la "terrible situación de violencia" en Rosario

  • 14 de diciembre, 2021
  • Rosario (Santa Fe) (AICA)
Referentes católicos y evangélicos hacen un nuevo llamado a la paz con la intención de ayudar a pacificar la situación de violencia urbana que sufre esta ciudad santafesina.
Doná a AICA.org

Referentes de la Iglesia Católica y de la comunidad evangélica local hicieron un nuevo llamado a la paz ante la "terrible situación de violencia" urbana que sacude a la ciudad de Rosario.

Evangélicos y católicos se unen en una convocatoria por la paz con la intención de ayudar a pacificar la situación de violencia urbana que atraviesa Rosario.

"Hoy marchamos unidos porque tenemos la necesidad de expresar nuestro dolor por la terrible situación de violencia en que está sumida nuestra sociedad. Nos duelen los homicidios, las balaceras, los arrebatos, la violencia contra el prójimo, la desvalorización de la vida. Nos duele que maten a los pibes del centro y a los de los barrios. Nos duele el narcotráfico y el lavado de dinero. Nos duele la corrupción", expresan en el texto.

Asimismo, hacen un reclamo "pacífico pero enérgico" a todas las fuerzas políticas del país. 

Texto de la declaración
“¿Dónde está tu hermano? Su Sangre clama al cielo.”

Frente al sufrimiento y el dolor de tantos hoy nos sentimos interpelados por esta pregunta que nos saca de nuestra indiferencia.

Hoy Marchamos unidos porque tenemos la necesidad de expresar nuestro dolor por la terrible situación de violencia en que está sumida nuestra sociedad. Nos duelen los homicidios, las balaceras, los arrebatos, la violencia contra el prójimo, la desvalorización de la vida. Nos duele que maten a los pibes del centro y a los de los barrios. Nos duele el Narcotráfico y el Lavado de dinero. Nos duele la corrupción.

Reclamamos pacífica pero enérgicamente a todas las fuerzas políticas de nuestro país, de nuestra provincia y de nuestras ciudades, a los tres niveles del estado: Nacional, Provincial y Municipales, a los tres poderes del gobierno:

• Al Gobernador de la Provincia

• A las Autoridades de las Cámaras de Senadores y Diputados de la provincia

• A la Corte Suprema de Justicia de Santa Fe

• Al Fiscal General y Fiscales Regionales del Ministerio Publico de la Acusación de la Provincia de Santa Fe.

• A los Intendentes de nuestras ciudades y miembros de nuestros Concejos Municipales.

Exigimos a los Senadores y Diputados Nacionales la creación de nuevos Juzgados Federales y Fiscalías, Defensorías, y Unidades Especializadas para combatir a las organizaciones del narcotráfico, el lavado de dinero y la trata de personas. Asimismo al Estado Nacional, al Procurador General de la Nación la designación de los Fiscales y funcionarios para las áreas en vacancia, así como también dotar con los recursos necesarios tecnológicos, humanos y científicos para el eficiente desarrollo de su tarea.

Exigimos al Gobernador y su Gabinete una acción más decidida, operativa e integral para combatir la inseguridad provocada por las organizaciones criminales y la injusticia social. La confección de un listado de temas prioritarios a ser tratados en el periodo de sesiones extraordinarias entre ellos, la designación de los Fiscales Regionales titulares. Tenemos la convicción que el estado debe dirigir el accionar de nuevas fuerzas de seguridad en prevención e investigación necesitamos un cuerpo profesional con conducción político institucional. Así como también hacer una gran inversión en la tarea de inclusión social, con la educación, el deporte y la cultura, políticas públicas en materia de prevención, asistencia y reinserción en el campo de las adicciones, apoyando las iniciativas de la comunidad. Debe ser prioridad del estado prestar atención y auxilio a las víctimas de los delitos violentos y a sus familiares, escuchando sus reclamos y necesidades y garantizando los recursos y herramientas en los dispositivos de atención a la víctima.

Exigimos a la legislatura provincial, no priorizar las vacaciones y agilizar el tratamiento de los proyectos de ley relativos a la renovación de la fuerza policial y su control, así como una ley de seguridad ciudadana e instrumentos que garanticen el desarrollo humano integral que la ciudadanía reclama en el presente. Y fundamentalmente la modificación inmediata, del sistema de control del Ministerio Público de la Acusación que garantice la división de poderes.

Exigimos a la Corte Suprema de Justicia de Santa Fe, el apoyo, acompañamiento y la autonomía para las investigaciones estructurales contra el crimen organizado y complejo que impulsan Unidades Fiscales del Ministerio Público de la Acusación, así como también la celeridad para la respuesta de temas que están a su análisis y resolución, no dando lugar a la especulación política institucional que ellos podría llevar.

Exigimos a los intendentes una gestión orientada al desarrollo humano, del hábitat y urbanístico de los sectores populares y de los barrios. Es necesario un verdadero trabajo en red con las organizaciones sociales, ONG y religiosas comprometidas con el trabajo comunitario.  Los estados locales deben asumir el compromiso de invertir en políticas públicas referidas a las adicciones que padecen muchos de nuestros niños, niñas, adolescentes y jóvenes. Necesitamos Equipos locales de niñez que den una respuesta eficaz y proporcional a la demanda.

Exigimos a los Consejos Municipales una mayor presencia y cercanía en los barrios de nuestras ciudades, más allá de los períodos.

Exigimos a los tres niveles de Gobierno la creación de trabajo genuino, volcando todos los fondos necesarios para crear un programa de Construcción de Viviendas Populares y mejoramiento del hábitat, mediante el cual es Estado genere miles de puestos de trabajo.

Pedimos a la sociedad toda que, ante la difícil situación actual, hagamos un esfuerzo especial para que acrecentemos nuestro compromiso solidario con el prójimo, superando la cultura de la indiferencia y el individualismo que tanto se ha extendido en nuestra comunidad. Procuremos superar las grietas y barreras de rencor e intolerancia transitando hacia el diálogo y la comprensión del que es diferente a nosotros.

Hoy alzamos nuestros ojos al cielo y Clamamos humildemente el favor de nuestro Dios para pedir que, “Venga tu Reino” sobre nuestras ciudades. Tu Reino de Justicia, Paz y Gozo para que podamos volver a caminar con libertad por nuestras calles. Que se escuchen las risas de los niños y los ancianos en las plazas y los parques. Que seamos una comunidad de corazón solidario, de familias contenedoras, con una cultura del trabajo. Hoy volvemos nuestro corazón a Ti, Señor, pidiendo: “Sana nuestra Tierra”.

El Señor promete la paz, la paz para su pueblo y sus amigos, y para los que se convierten de corazón. El Amor y la Verdad se encontrarán, la Justicia y la Paz se abrazarán; la Verdad brotará de la tierra y la Justicia mirará desde el cielo. (Salmo 85:9 -10.12).+