Lunes 4 de julio de 2022

Culminó en Catamarca la fiesta de San Nicolás de Bari

  • 2 de julio, 2018
  • San Fernando del Valle de Catamarca (AICA)
El obispo de Catamarca, monseñor Luis Urbanc, presidió el domingo 1º de julio la misa de clausura de las fiestas patronales en honor de San Nicolás de Bari. En el marco de las celebraciones, la comunidad caminó en procesión por las calles con la imagen peregrina de Nuestra Señora del Valle, y cerca de 200 jóvenes recibieron el sacramento de la Confirmación.
Doná a AICA.org
Con una procesión que llevó la imagen de Nuestra Señora del Valle por las calles de la capital catamarqueña, la comunidad parroquial de San Nicolás de Bari culminó las celebraciones en honor de su patrono.

Acompañados por el párroco, presbítero Héctor Salas, peregrinaron desde el templo parroquial, ubicado en el barrio La Viñita, hasta la catedral basílica y santuario de Nuestra Señora del Valle.

Durante el recorrido, la Virgen recibió muestras de devoción de parte de los vecinos que se acercaban a saludarla a su paso. En el camino, los fieles rezaron además por la defensa del niño por nacer y de su madre, y por las intenciones de los vecinos de esa jurisdicción parroquial, mientras se entonaban cantos de alabanza a la Madre Morenita y al patrono San Nicolás de Bari.

Al llegar al santuario, el obispo diocesano, monseñor Luis Urbanc, celebró la misa, concelebrada por los presbíteros Héctor Salas y Ángel Nieva. Cerca de 200 adolescentes y adultos recibieron los dones del Espíritu Santo a través del sacramento de la Confirmación.

"La luz es Jesucristo, y quien nos lleva a Él es el Espíritu Santo"
En su homilía, monseñor Urbanc puso de relieve "esta hermosa actividad que han realizado, con la visita de la Virgen del Valle por todos los rincones de la parroquia, para renovar la vida de la parroquia y su compromiso misionero". En este sentido, afirmó que "María es la gran discípula y misionera, y nosotros tenemos que ir imitando esta actitud de Ella", apuntando a que "con esta visita de la Sagrada Imagen han ido tomando conciencia de la importancia que tiene ser una Iglesia en salida, que va al encuentro de los demás, como María, quien fue al encuentro de su anciana prima Isabel para ayudarla en los últimos meses de embarazo. Tenemos que ser una Iglesia samaritana que se ocupa de aquellos que están caídos, que están alejados, para ir a buscarlos", afirmó.

Asimismo, resaltó la culminación de la intensa tarea de preparación desarrollada durante estos días en los barrios del sur, "con esta celebración tan importante como es la efusión del Espíritu Santo sobre estos adolescentes y adultos, quienes se han preparado en los encuentros de catequesis, y tienen que seguir participando de la vida de la parroquia".

Al referirse al sacramento de la Confirmación, expresó: "Hoy reciben el don del Espíritu Santo que los ilumina, fortalece y entusiasma para que sean verdaderos testigos de Jesucristo en el mundo. Esta celebración es el envío misionero para todos los que se confirman, acompañados de sus padrinos, sus padres y catequistas. La tarea continúa, porque todos los días tenemos que hacer presente el Reino de Dios".

En otro tramo de su predicación, dijo que en el mundo actual "vivimos inmersos en muchos errores porque vivimos en la oscuridad, en la ausencia de Dios, no dejamos que Dios ilumine nuestra vida. Jesús en el Evangelio de Juan dice que la verdad nos hará libres. Y cuánto error hay hoy en la concepción de la vida humana. Nuestra Patria está revolucionada, cuánto enfrentamiento, cuánta grieta que se va abriendo porque hay mucho error, porque hay mucha oscuridad. En la oscuridad no se puede ver, es necesaria la luz, y para nosotros la luz es Jesucristo. Y quien nos lleva a Jesucristo es el Espíritu Santo. Jesús dijo: ?Yo soy la luz del mundo, el que me sigue no caminará en la oscuridad?".

"Que estas dos semanas de misión en compañía de la Virgen María reaviven la fe de la parroquia que está puesta bajo la protección de San Nicolás de Bari, y que ustedes sean una comunidad evangelizada y evangelizadora", pidió el prelado.+