Jueves 29 de febrero de 2024

Cuatro niños de Gaza serán atendidos en el hospital del Papa

  • 31 de enero, 2024
  • Roma (Italia) (AICA)
Los pequeños permanecerán en el Bambino Gesú el tiempo necesario para su recuperación. Tienen patologías ortopédicas, hematológicas y neurológicas. "Por fin hay una sonrisa en sus ojos", aseguran.
Doná a AICA.org

"Por fin hemos visto la sonrisa en los ojos de estos niños. Están felices porque han salido del infierno, según nos han dicho. Para ellos, venir a Italia era un sueño, ahora lo han conseguido". Así se ha expresado, emocionado, el vicario de la Custodia de Tierra Santa, el padre Ibrahim Faltas, durante un encuentro con periodistas este miércoles.

Junto a Tiziano Onesti, presidente del Hospital Pediátrico Bambino Gesù, y el embajador del Estado de Palestina ante la Santa Sede, Issa J. Kassissieh, visitaron a los 4 niños -que aterrizaron, junto con otros menores procedentes de Gaza, el lunes por la noche en el aeropuerto de Ciampino- los cuales serán atendidos en el hospital pediátrico vaticano de Roma.

"La acogida que han recibido aquí es hermosa -añade el padre Faltas- y es una señal de que el Bambino Gesù acoge a todos, sin distinción. Todos son musulmanes, vienen de la Franja y cada uno tiene una historia particular detrás". Entre ellos, hay un pequeño con un problema ortopédico, cuyo padre, Mohamed Al Ashqar, periodista, vio morir a 26 miembros de su familia en los bombardeos, mientras que su mujer debió huir a Emiratos Árabes, con otras dos hijas también enfermas.

"Estos niños tenían enfermedades previas", explica Onesti, pero ante la imposibilidad de tratarlos en Gaza, "donde su hospital ya no existe, decidimos traerlos aquí. Por desgracia, de momento son pocos, hay muchos más. Por supuesto que para ellos ahora es una esperanza, aunque por desgracia es sólo una gota en el océano, comparado con el gran problema que existe. Sentimos la necesidad de cuidar de ellos, con un sentimiento de cercanía, independientemente de la religión u otros factores, porque esto es vida, y nosotros estamos por la vida siempre".

"Dos niños" -añade la doctora Lucia Celesti, jefa de los servicios de acogida del hospital- "tienen patologías neurológicas, otro tiene problemas ortopédicos y el cuarto niño tiene problemas hematológicos": todos permanecerán internados el tiempo que sea necesario para su recuperación.

Padre Faltas: es hora de decir basta a tanta muerte
"Sacarlos no fue fácil: hablamos con las autoridades palestinas, con las egipcias, con Israel. Teníamos 100 en la lista, pero hasta ahora sólo hemos conseguido traer en total a 11, con 13 acompañantes", dice el padre Faltas, que lanzó un nuevo llamamiento a la comunidad internacional.

"Ha llegado el momento de decir basta. Hay más de 26.000 personas que han perdido la vida, y otros 65.000 heridos que no tienen posibilidad de ser atendidos, porque los hospitales están destruidos. Por ello, la comunidad internacional debe intervenir para detener esta guerra", opinó.

"Nuestra esperanza- continúa el Custodio de Tierra Santa - es que ahora, después de todas esas víctimas, se encuentre la solución al problema, se encuentre la paz: si no se hace ahora, después de todas estas víctimas, ¿entonces cuándo? El momento es ahora, y la solución es la de los dos Estados, la única que puede garantizar que palestinos e israelíes puedan vivir en paz. Porque la verdad es que, en este momento, nadie está en paz: ni judíos, ni cristianos, ni musulmanes, ni palestinos, ni israelíes", concluyó.

El embajador Kassisieh, "en nombre de los dirigentes palestinos y del pueblo palestino", expresó también su agradecimiento "a todos los que han hecho este gesto en nombre de nuestros hijos, que ahora están fuera del túnel. Es desgarrador escuchar sus historias y las de sus familias". Y recuerda lo mucho que el Papa Francisco "reza por nosotros, por Tierra Santa, por la paz", y cómo ha "pedido inmediatamente un alto el fuego, ayuda humanitaria, la apertura de las fronteras y una solución de dos Estados. Esperamos salir de esta horrible situación, hacia nuestra libertad", expresó finalmente.+