Miércoles 1 de diciembre de 2021

Cáritas América Latina y Caribe: "Los pobres no pueden esperar"

  • 13 de junio, 2013
  • Caracas (Venezuela)
"Los pobres no pueden esperar. El derecho a una alimentación adecuada es fundamental. Esta campaña tiene su asidero en la necesidad de que todos nos unamos con una sola fuerza a combatir el flagelo del hambre en distintas partes del mundo", manifestó monseñor Jose Luis Azuaje, obispo de El Vigia-San Carlos del Zulia y presidente de Cáritas América Latina y el Caribe, al presentar la campaña mundial contra el hambre y la pobreza lanzada por Cáritas Internationalis.
Doná a AICA.org
"Los pobres no pueden esperar. El derecho a una alimentación adecuada es fundamental. Esta campaña tiene su asidero en la necesidad que todos nos unamos con una sola fuerza a combatir el flagelo del hambre en distintas partes del mundo", manifestó monseñor Jose Luis Azuaje, obispo de El Vigia-San Carlos del Zulia y presidente de Cáritas América Latina y el Caribe, al presentar la campaña mundial contra el hambre y la pobreza lanzada por Cáritas Internationalis.

Monseñor Azuaje habló en la conferencia de prensa de presentación de la reunión de la Conferencia Regional de Cáritas América Latina y el Caribe, en curso en estos días en Caracas.

En el encuentro, que se inició el sábado 8 de junio y concluirá el domingo 16 de junio y participan 20 países de América Latina y el Caribe.

"Nos hemos reunido para potenciar la caricia, la ternura, la cercanía de la Iglesia para con el pueblo, particularmente el pueblo pobre, el pueblo que sufre en nuestra América Latina y el Caribe", expresó el presidente de Cáritas América Latina y "nos hemos reunido para mejorar y valorar la eficacia y la eficiencia de nuestros procedimientos; revisar los avances en las áreas de servicio de la caridad y fortalecer la comunión y las alianzas que surgen en nuestras organizaciones".

Diagnóstico de la realidad
"En nuestra reflexión ?expresó monseñor Azuaje- contatamos algunas tendencias que se encuentran en nuestra realidad: La pobreza y la inequidad en nuestros países; sugestivos intentos de integración de la región en lo político y económico, nuevos actores sociales y políticos, y su acción pragmática; tendencia socialista (Izquierda) de nuevos gobiernos de la Región en algunos países; el surgimiento de nuevos referentes religiosos en la región; la emergencia del servicio humilde propuesta por el papa Francisco a la Iglesia".

"Ir a la periferia siendo Cáritas la caricia de la Iglesia con los pobres; el año de la fe, con la propuesta que nuestras Cáritas sean más evangelizadoras, así como la petición de la V Conferencia del Episcopado Latinoamericano y del Caribe a través del Documento de Aparecida para la renovación de las Pastorales Sociales; y la necesidad de pasar de una visión funcionalista de los pobres como objeto de las acciones caritativas, a una visión proactiva en cuanto sujetos de su historia".

"Nuestra Conferencia Regional se enmarca en el año de la Fe y el papa Benedicto XVI puso de relieve la relación recíproca entre fe y caridad. La caridad nace de la fe, porque es solamente gracias a la fe que "podemos reconocer en quienes piden nuestro amor el rostro del Señor resucitado. "La caridad sin fe sería un sentimiento constantemente a merced de la duda", "la fe sin la caridad no da fruto".

"Somos conscientes de la validez de las instituciones en el servicio del área social, todos somos necesarios en la ayuda a los más pobres; nadie puede secuestrar este servicio, ni gobiernos, ni entes privados, ni instituciones de servicio".

"Hoy, concluyó, necesitamos trabajar en alianzas, dialogar, proponer, compartir, cooperar. Los pobres no pueden esperar. Por eso la Iglesia Católica a través de Cáritas Internationalis preparó la Campaña Mundial contra el hambre y la pobreza, desde una familia humana y solidaria. El derecho a una alimentación nutrida y balanceada es fundamental. Esta campaña tiene su asidero en la necesidad de que todos nos unamos con una sola fuerza a combatir el flagelo del hambre en distintas partes del mundo. Esperamos que los gobiernos, los entes privados, las ONG muy necesarias en el actuar de servicio a la caridad en nuestros países, los distintos credos, nos unamos para caminar en una sola dirección que permita minimizar el flagelo del hambre y la pobreza en el mundo entero". +