Lunes 4 de julio de 2022

Covid: Suprimen la obligación del "pase verde" para entrar a las oficinas del Vaticano

  • 2 de junio, 2022
  • Ciudad del Vaticano (AICA)
La obligación subsiste para quienes realizan actividades de salud, seguridad y defensa. No obstante, se recomienda el uso de barbijos en lugares cerrados.
Doná a AICA.org

Nuevas disposiciones en el Vaticano tras la relajación de la emergencia pandémica. En un decreto general fechado el 1º de junio y válido hasta el 30 de septiembre, salvo determinación ulterior, el Secretario de Estado, cardenal Pietro Parolin, extiende a los organismos de la Santa Sede lo que ya había sido establecido el pasado 25 de mayo por orden del presidente de la Comisión Pontificia del Estado de la Ciudad del Vaticano sobre el fin de la obligación del pase verde. El decreto prevé, por tanto, que para el ingreso en los dicasterios y órganos y Oficinas de la Curia Romana e Instituciones vinculadas a la Santa Sede ya no es necesario poseer los certificados de salud que la Pontificia Comisión había solicitado con la ordenanza del 18 de septiembre de 2021.

En el Vaticano se mantiene, no obstante, la obligatoriedad del llamado “Pase Verde reforzado” (de vacunación y/o recuperación) para todo el personal que realice, por cualquier motivo, actividades sanitarias, de seguridad, de ayuda pública y de protección civil. (Dirección de Seguridad y Protección Civil) y funciones de defensa (Cuerpo de la Guardia Suiza Pontificia).

Las nuevas disposiciones recomiendan encarecidamente "el uso de equipos de protección personal para las vías respiratorias" en el interior y en caso de reunión y obligan a la observancia de los requisitos sanitarios relativos a la higienización de las manos y la ventilación frecuente de las habitaciones y su higienización periódica. Por necesidades de salud y seguridad en el trabajo, "el Departamento de Salud e Higiene podrá, de tiempo en tiempo, ordenar cualquier limitación temporal".

En cuanto al personal de la Curia Romana y de las instituciones vinculadas a la Santa Sede que hayan estado en contacto directo con una persona positiva por Covid-19, se espera que "si no están vacunados, podrán volver a sus puestos de trabajo". Luego de diez días de aislamiento fiduciario, luego de una última prueba de antígeno negativa”, “si está vacunado, puede acceder, bajo autovigilancia, al lugar de trabajo” con la obligación de usar máscaras tipo FFP2 en todos los lugares cerrados.+