Jueves 30 de junio de 2022

Congreso de Pentecostés de la Familia internacional de Schoenstatt

  • 13 de junio, 2022
  • Schoenstatt (Alemania) (AICA)
Celebrado del 8 al 12 de junio en el valle del Rhin que da nombre al movimiento, con delegados de 30 países.
Doná a AICA.org

“Movidos por el Espíritu” fue el lema del congreso que convocó a los 145 delegados de 30 países del movimiento de Schoenstatt, que tuvo lugar del 8 al 12 de junio en el valle del Rhin que da nombre al movimiento. “Un ejercicio de oración, reflexión y diálogo”, manifestaron los organizadores sobre el congreso que fue pospuesto dos veces por la pandemia.

Este congreso se realiza al calor de las recientes publicaciones sobre acusaciones contra el fundador de la Obra de Schoenstatt, las que ya eran conocidas en el proceso de beatificación. A la causa Kentenich se dedicó una mañana de información y reflexión. Desde la misa de apertura, el padre Juan Pablo Catoggio, superior de los Padres de Schoenstatt, afirmó: “Hacemos lo que está en nuestras manos para que la verdad histórica salga a la luz. No se trata en primer lugar de la canonización del Padre Kentenich. Se trata de ayudar a santificar este mundo”.

Durante el congreso tuvo singular relieve la participación del doctor Rodrigo Guerra López, secretario de la Pontificia Comisión para América Latina, quien compartió una reflexión sobre “La visión de la Iglesia del mañana,” y otra sobre “El camino concreto de la Iglesia y el papel de los movimientos”.

Las ponencias estimularon diálogos sobre cómo vivir desde la Iglesia el carisma de Schoenstatt, en apertura sinodal. Al respecto, los esposos italianos Luca Rao y Stefania Dall’Oglio afirmaron: “Ha sido iluminador el modo en que nos explicó la sinodalidad, como escucha humilde, como abrazo a todos. Nos ha dado un precioso impulso como movimiento”.

El siguiente paso en la misma línea estuvo a cargo del padre Alexandre Awi Mello, miembro de la comunidad de los Padres de Schoenstatt, quien es también el secretario del Dicasterio para los Laicos, la Familia y la Vida. En su ponencia, el padre Alexandre enunció diez de las principales demandas de la Iglesia y del mundo. Se trata de reclamos y al mismo tiempo enseñanzas, pues con ellos el Santo Padre indica dónde está la misión, dónde concentrar los esfuerzos. Así mostró cómo es posible responder desde el carisma de Schoenstatt.

Al concluir la Eucaristía, el domingo 12 de junio, solemnidad de la Santísima Trinidad, se leyó el texto definitivo de la Carta del Congreso de Pentecostés, Schoenstatt 2022. El documento, que no tiene carácter vinculante, sintetiza las inspiraciones y desafíos que los schoenstattianos percibieron durante su encuentro. La redacción del escrito fue consensuada en sesión plenaria y firmada por los participantes al final de la misa de envío.

En la Carta se marcó la necesidad de organizar un congreso internacional de la juventud, después de que los jóvenes presentaran la moción. También se expresó la importancia de “trabajar en red, combinando las iniciativas sociales para aportar una mejor contribución a la sociedad, a la política y a la cultura, especialmente a los pobres y marginados”.

La figura del padre Kentenich fue mencionada en diversas oportunidades durante el encuentro, y estuvo presente en la carta de cierre del congreso. Así se concluye que  “después de un rico discernimiento e intercambio de ideas, creemos que nuestra Familia de Schoenstatt internacional está llamada a comprender mejor el carisma profético y la persona del padre Kentenich. También necesitamos enraizarnos en este carisma para que fructifique en el movimiento, la Iglesia y el mundo”.

Por último, el documento final expresa "la importancia de ofrecer talleres sobre el padre José Kentenich”, para profundizar en su aporte pedagógico y espiritual; cursos de liderazgo, para capacitar a más laicos que asuman responsabilidades; y motiva a participar activamente del Sínodo Mundial de Obispos sobre Sinodalidad, entre otros puntos.+