Domingo 29 de enero de 2023

Conferencia sobre el padre Salvaire, "el gran Apóstol de la Virgen de Luján"

  • 17 de noviembre, 2022
  • Luján (Buenos Aires) (AICA)
Continuando con el ciclo de encuentros en preparación a los 400 años del "Milagro de Luján", este jueves 17 de noviembre a las 20 el padre Juan Guillermo Duran compartirá el legado del siervo de Dios.
Doná a AICA.org

Continuando con el ciclo de encuentros en preparación a los 400 años del "Milagro de Luján", hoy, jueves 17 de noviembre a las 20, monseñor Juan Guillermo Durán compartirá el legado del siervo de Dios, padre Jorge María Salvaire.

Monseñor Durán, historiador y académico, docente y autor de numerosos libros y publicaciones, es el promotor de la causa de beatificación y canonización del padre Salvaire, el gran Apóstol de la Virgen de Luján e impulsor de la construcción de la basílica.

La reflexión se llevará a cabo en el Descanso del Peregrino, aledaño al santuario y basílica de Nuestra Señora de Luján.

El gran apóstol de la Virgen de Luján
El padre Jorge María Salvaire fue educador de la juventud, teniente cura de la parroquia de Luján, misionero entre los indígenas y pobladores del campo, aparo de pobres y enfermos e historiador de la Virgen de Luján.

De hecho, difundió su culto y promovió su coronación pontificia, además de ser impulsor del progreso de la Villa de Luján, rector y capellán del Santuario.

Este gran “apóstol de la Virgen” cumplió su promesa de escribir la historia de Nuestra Señora de Luján, difundirla y construir la grandiosa basílica, centro espiritual de la Argentina.

Nacido en Francia en 1847, este sacerdote vicentino arribó al puerto de Buenos Aires al momento en que desaparecía una de las epidemias más significativas de fiebre amarillaque que produjo varios miles de muertos. Junto a sus alumnos del Colegio San Luis, se dedicó a la atención pastoral y sanitaria de los enfermos.

Participó de la primera peregrinación general al santuario de Luján, organizada con motivo de la finalización de la peste. Este fue su primer contacto con la Virgen de Luján, momento en que quedó profundamente conmovido. A su regreso comentó en la cena a sus hermanos sacerdotes: “Esta perla necesita un nuevo cofre”, aludiendo a la necesidad de construir un nuevo templo que reemplazara al existente.

El 8 de diciembre de 1763 se logró inaugurar el primer gran Santuario de la Virgen, que contaba con alta torre, una espaciosa nave, una importante cúpula y un pequeño camarín para la Sagrada Imagen, ricamente adornado, con capacidad para unas 30 personas. Este templo permaneció en pie hasta 1904, en que fue demolido al quedar encerrado por los grandes muros de la actual basílica.

El 20 de mayo de 1872, el padre Salvare fue nombrado teniente cura del Santuario de Nuestra Señora de Luján, que los lazaristas dirigían desde el 28 de enero de este mismo año.+