Lunes 24 de junio de 2024

Comenzó el 58° Curso de Rectores del Consudec

  • 1 de febrero, 2022
  • Buenos Aires (AICA)
Con el lema "El mañana nos exige lo mejor de hoy", comenzó esta mañana el Curso de Rectores de Consudec, que en esta oportunidad se desarrolla bajo la modalidad virtual.
Doná a AICA.org

El Consejo Superior de Educación Católica (Consudec) inauguró hoy su 58° Curso de Rectores, que se desarrolla hasta el jueves 3 de febrero con modalidad virtual y guiado por el lema “El mañana nos exige lo mejor de hoy”.


En el transcurso de las tres jornadas educativas, se buscará "profundizar en la propuesta del papa Francisco de realizar un Pacto Educativo Global".


En la jornada inaugural, las palabras de bienvenida estuvieron a cargo de su director, presbítero José Alberto Álvarez, quien expresó la alegría de "encontrarnos nuevamente, aunque sea de este modo virtual, pero siempre con la cordialidad del encuentro, y de compartir juntos la pasión por la educación".


Como ya es tradición en cada Curso de Rectores, el sacerdote invocó la protección de la Virgen María, en su advocación de Nuestra Señora de Luján, compartiendo una oración con los educadores que, desde sus lugares, participaron de la transmisión. Seguidamente, mencionó a cada provincia presente a través de sus educadores, y dirigiéndose a ellos aseguró:  “Estamos con ustedes en la lucha cotidiana y estamos con ustedes para invocar la protección de Dios en nuestro camino de la educación”.


El sacerdote se refirió luego al tema que convoca a este curso, el Pacto Educativo Global convocado por el papa Francisco. “Este camino educativo implica para nosotros una renovación maravillosa, una renovación que nos ayuda a comprender la situación en que nos encontramos, pero también a abrir caminos y horizontes, a una conversión del corazón de la escuela católica, un cambio real”, afirmó.


El arzobispo de Buenos Aires y primado de la Argentina, cardenal Mario Aurelio Poli, recientemente elegido para estar al frente de la Comisión de Educación del Episcopado, tuvo a cargo la primera disertación dirigida a directivos, representantes legales y docentes de todas partes del país.


El cardenal Poli comenzó su charla con un texto del Evangelio de Mateo, un episodio que comienza con la docencia de Jesús que “viendo la multitud se puso a enseñarles” las bienaventuranzas, la “carta magna” de los cristianos, consideró. 


En el marco del cambio de época citado por el Papa en el lanzamiento del Pacto Global Educativo, el cardenal Poli destacó que “, la iniciativa del Papa no es una idea nueva ni repentina, sino la traducción concreta de una visión”, ya que “la educación y la transmisión ocupan un lugar de preeminencia en el magisterio del papa Francisco”.


En ese sentido, volvió sobre “los documentos que dieron origen a la propuesta que hoy nos ha convocado: el Pacto Educativo Global”, y se centró especialmente en los sueños del Papa: “No hablamos solo de asegurar para todos la comida, o un decoroso sustento, sino de que tengan prosperidad sin exceptuar bien alguno”, incluyendo educación, acceso al cuidado de la salud y especialmente al trabajo.


La educación es un tema que también apareció en el Sínodo dedicado a la familia. En la exhortación Amoris Laetitia, el Santo Padre dedicó un capítulo a la educación de los hijos, un desafío fundamental que enfrentan las familias de hoy. En otro capítulo, el Papa anima a fortalecer la educación de los hijos en los valores éticos y morales “que los habiliten para la convivencia social y pública”, recordó el cardenal Poli. “El Papa está convencido de que su mejor cátedra está en la familia porque es el ámbito de la socialización primaria”.


Y continuando con el magisterio de Francisco, el arzobispo de Buenos Aires recordó la exhortación Christus Vivit, dedicada a los jóvenes. Al respecto, señaló que “durante décadas nuestras instituciones educativas llevaron un programa de pastoral que necesita una urgente autocrítica”.


“Si vemos los resultados que deja la enseñanza religiosa y la catequesis en muchas de ellas, vemos que mantienen una pastoral concentrada en la instrucción religiosa, que a menudo es incapaz de provocar experiencias de fe perdurables”, advirtió.


Por otra parte, observó que “hay algunos colegios católicos que parecen estar organizados sólo para la preservación”, y contrapuso: “Por el contrario, los que han adoptado por una pastoral educativa, introducen un cambio que incluye a docentes, directivos, administrativos y alumnos como sujetos de la evangelización”. 


“Partiendo de la premisa de una Iglesia que asume la tarea educativa para evangelizar, pero sin excluir a nadie, el Papa tiene palabras de elogio para las instituciones educativas de la Iglesia que son un ámbito comunitario de acompañamiento que permite orientar a muchos jóvenes, sobre todo, cuando trata de acoger a todos, independientemente de sus opciones religiosas, proveniencia cultural y situación personal, familiar o social”, valoró, llamando a los colegios y universidades a “una actitud de salida misionera” porque “en esto consiste un pacto educativo”.


Además, consideró urgente la necesidad de “crear redes” y la opción por los últimos, “por los que la sociedad descarta y desecha”.


Y en palabras del Papa, el purpurado advirtió sobre “un colonialismo cultural que propone mirar sólo el futuro sin tener en cuenta tradiciones, historia de los pueblos, riquezas ancestrales, virtudes y valores transmitidos en familia”. Por eso, el pacto educativo “debe asumir el compromiso de la Iglesia para acompañarnos en este paso sin que pierda los rasgos más valiosos de su identidad”, para que no ocurra una “destrucción cultural” por la tendencia a homogeneizar a los jóvenes.


Luego de recorrer el magisterio del Papa en Laudato si’ y Fratelli tutti, el cardenal Poli cerró su exposición haciéndose eco del mensaje del Papa para la Jornada Mundial de la Paz,  que lleva el lema “Diálogo entre generaciones, educación y trabajo”, elementos que consideró “esenciales para la gestación de un pacto social”.


Allí, Francisco piensa en una paz posible si la inversión en la educación estuviera acompañada por un compromiso más consistente, orientado a promover la cultura del cuidado.


“Es necesario forjar un nuevo paradigma cultural a través de un pacto educativo global para y con las generaciones más jóvenes, que involucre en la formación de personas maduras a las familias, comunidades, escuelas y universidades, instituciones, religiones, gobernantes, a toda la humanidad, un pacto que promueva la educación integral, según un modelo cultural de paz, de desarrollo y de sostenibilidad, centrado en la fraternidad y en la alianza entre el ser humano y su entorno”, reflexionó.


Y refiriéndose a la situación de emergencia educativa en la Argentina, donde “los desafíos reclaman una cuota de creatividad educativa que va más allá de su específica misión, con la premisa de aceptar la vida como viene”, y “la escuela hace frente a situaciones límites que reclaman especial asistencia”.


“El ideario de un pacto, una alianza, un gran serio acuerdo sostenido en el tiempo por parte de las autoridades públicas para superar la emergencia educativa mundial es el camino que nos llevará a un renovado humanismo solidario que responda a las esperanzas humanas y al diseño de Dios”, concluyó.


La siguiente exposición del día, titulada "Un Pacto para construir la Aldea Global de la Educación", estará a cargo de la doctora en Pedagogía y Transformación Social, Carina Rossa. Es colaboradora de la Congregación para la Educación Católica de la Santa Sede y miembro del Comité promotor del Pacto Educativo Global.


Por la tarde, el sacerdote Fabio Oller disertará sobre "La familia como primera y principal educadora" y Liliana Ferreiros llevará adelante la sesión titulada "Ecología integral y Pacto Educativo Global".


Entre los expositores que participarán del Curso de Rectores, se destaca también la presencia internacional del español Juan Antonio Ojeda Ortiz, hermano de La Salle; y Luiz Fernando Klein, sacerdote Jesuita brasileño.


Más información: en el teléfono (011) 4815-8815/5943, por correo electrónico en comunicacion@consudec.org o por la página web www.consudec.org y redes sociales.+