Sábado 16 de octubre de 2021

CEVILAF: "Queremos una Argentina donde ningún niño, niña y adolescente sea privado de sus derechos"

  • 12 de junio, 2020
  • Buenos Aires (AICA)
La Comisión Episcopal de Vida, Laicos y Familia, de la Conferencia Episcopal Argentina, envió un comunicado en referencia al Día Mundial contra la Explotación del Trabajo Infantil
Doná a AICA.org

En ocasión del Día Mundial contra la Explotación del Trabajo Infantil, la Comisión Episcopal de Vida, Laicos y Familia, de la Conferencia Episcopal Argentina, como integrantes del Área Pastoral del Cuidado de la Vida y de la Niñez, enviaron un comunicado. En su mensaje, retomaron las palabras pronunciadas por el Santo Padre en la audiencia general del miércoles 10 de junio:

“El próximo viernes 12 de junio celebramos el Día Mundial contra la Explotación del Trabajo Infantil, un fenómeno que priva a los niños y niñas de su infancia y pone en peligro su desarrollo integral. En la actual situación de emergencia sanitaria, en varios países muchos niños y chicos se ven obligados a realizar trabajos inadecuados para su edad, a fin de ayudar a sus familias en condiciones de extrema pobreza. En muchos casos se trata de formas de esclavitud y reclusión que provocan sufrimiento físico y psicológico. Todos somos responsables de esto.

Hago un llamamiento a las instituciones para que hagan todo lo posible por proteger a los menores, llenando las lagunas económicas y sociales que están en la base de la dinámica distorsionada en la que, lamentablemente, ellos se ven envueltos. Los niños son el futuro de la familia humana: ¡depende de todos nosotros favorecer su crecimiento, salud y serenidad!”.

En ese sentido, expresaron: “Este llamamiento es urgente, más aun para nuestra Patria, donde lamentablemente la explotación del trabajo infantil y adolescente es un hecho que nos duele. Según los últimos datos del Barómetro Social de la Infancia, de la UCA, ‘cuando se consideran ambos tipos de trabajos, el doméstico intensivo y el económico en el mercado, se alcanza un 14,7% en 2019 a nivel de la población de 5 a 17 años’”, advirtieron. “Con ocasión de la pandemia estos porcentajes han aumentado debido a la situación de confinamiento y pobreza en amplios sectores de la población urbana”, señalaron.

“Según este mismo estudio, la pobreza en general de los niños, niñas y adolescentes antes de la pandemia ya era crítica en lo que se refiere a los derechos de la infancia y la adolescencia (vida, alimentación, educación, conectividad, hábitat, salud y medidas contra el abuso y explotación). Es evidente que los efectos pospandemia serán muchos más crudos, especialmente en hogares de pobreza y pobreza extrema, y en ellos, nuestros niños, niñas y adolescentes son los que llevan y seguirán llevando la peor parte”.

“Reconocemos, agradecemos y acompañamos el esfuerzo y las iniciativas de las autoridades públicas y privadas para ayudar y paliar los efectos de esta pandemia y de la cuarentena, especialmente en los hogares de mayor pobreza y exclusión”, valoraron, alentando a “vivir esta crisis como una oportunidad para sentarnos y pensar juntos estrategias concretas que ayuden a superar los niveles más críticos de la pobreza. Casi el 60% de la infancia y adolescencia de nuestra Patria viven y  padecen este flagelo”. 

“Ante el dolor y vergüenza que nos genera o debería generar esta realidad, invitamos y llamamos a todas las comunidades, instituciones y movimientos de nuestra Iglesia que peregrina en la Argentina a redoblar esfuerzo y dedicación para dar respuestas oportunas y creativas para cuidar la vida de nuestros niños, niñas y adolescentes”.

Finalmente, recordaron: “El papa Francisco nos ha dicho ‘que todos somos responsables de esto’, y alienta a que entre todas las instituciones hagan ‘todo lo posible para proteger a los menores’. Por eso queremos una Argentina donde ningún niño, niña y adolescente sea privado de sus derechos esenciales, donde puedan crecer en familia, y así no les privemos de sus sueños y ganas de vivir”, exhortaron.+