Martes 29 de noviembre de 2022

Ceremonia religiosa armenia, con presencia de la vicepresidenta, Gabriela Michetti

  • 25 de abril, 2017
  • Buenos Aires (AICA)
El lunes 24 de Abril se llevó a cabo en la catedral San Gregorio El Iluminador de la Iglesia Apostólica Armenia una ceremonia religiosa en conmemoración del 102º aniversario del genocidio armenio, a la que asistió la vicepresidenta de la Nación, Gabriela Michetti. La ceremonia fue encabezada por el arzobispo Kissag Mouradian, primado de la Iglesia Apostólica Armenia para la Argentina y Chile. También participó el obispo de los armenios católicos de América latina, monseñor Vartán Boghossián.
Doná a AICA.org
Este lunes 24 de abril se llevó a cabo en la catedral San Gregorio El Iluminador de la Iglesia Apostólica Armenia una ceremonia religiosa en conmemoración del 102º aniversario del genocidio armenio, a la que asistió la vicepresidenta de la Nación, Gabriela Michetti.

La ceremonia religiosa fue encabezada por el arzobispo Kissag Mouradian, primado de la Iglesia Apostólica Armenia para la Argentina y Chile, quien dirigió las oraciones.

También participó el obispo de los armenios católicos de América latina, monseñor Vartán Boghossian quien al concluir el acto subió al presbiterio para impartir junto al arzobispo armenio la bendición final.

Asistieron asimismo en la primera fila el obispo católico maronita monseñor Juan Habib Chamieh y el párroco de la catedral armenia católica Nuestra Señora de Narek, monseñor Pablo Hakimián, junto a dignatarios de otras iglesias y comunidades cristianas.

La vicepresidenta dirigió un mensaje a la comunidad en el templo y luego presenció la oración frente al Monumento a los Mártires del Genocidio Armenio emplazado en el patio contiguo de la iglesia. Ese monumento, dijo monseñor Mouradian, fue colocado en 1961 y fue de los primeros levantados por el genocidio en el mundo. Allí los presentes rezaron el Padrenuestro en armenio.

Mártires canonizados
Antes, en el templo, habló el presidente del Centro Armenio de la República Argentina, Carlos Manoukian, quien dijo que "cada una de nuestras familias tenían mártires, víctimas inocentes, familiares asesinados, hoy nuestras familias tienen santos".

Se refería a que en el centenario del genocidio, la Iglesia Apostólica Armenia canonizó a los muertos. A ello se refirió también monseñor Mouradian, quien dijo que hasta ahora se rezaban responsos y oraciones por ellos, y que "ahora pedimos que intercedan por nosotros para que podamos llegar al Paraíso como ellos, siguiendo el camino de la Cruz". Al empezar el acto dos hombres con vestimentas tradicionales entraron al templo un cuadro que representa a las víctimas del genocidio, con aureola de santos, cuadro que fue bendecido y colocado cerca del altar. Scouts armenios hicieron una guardia de honor a la entrada de esta imagen.

Al concluir el acto en la iglesia, monseñor Mouradian dio gracias a Dios, y a la Argentina por acoger a los armenios y "porque estamos, estaremos y nos multiplicaremos".

[img]http://www.aica.org/subidas/2520.jpg[/img]

Placa y artesanías
Luego de la ceremonia, la vicepresidenta e invitados especiales mantuvieron un encuentro en el salón del Arzobispado, donde se le hizo entrega a Michetti de una placa en nombre de la comunidad armenia de la Argentina y artesanías en plata de una cruz armenia y las iniciales de su nombre en letras armenias.

La embajadora de Armenia, señora Esther Mkrtumyan, agradeció allí las palabras tan emotivas que dijo la vicepresidenta y señaló que "la Argentina ocupa un lugar de afecto en nuestros corazones".

Señaló que el plan de exterminio planificado por el Imperio Otomano fue prolongado por la ideología de los Jóvenes Turcos y es negado por la República de Turquía. Sostuvo que no es una causa del pasado, sino de la actualidad y entre otras observaciones, indicó que Turquía bloquea la conexión territorial de Armenia con Europa.

En tono coloquial, mientras se servía un copetín en la casa parroquial, la vicepresidenta dijo que siempre sintió como muy querida a esta comunidad y admira su arraigo en la vida después de todo lo que pasó. Agradeció a todos el recibimiento.

[img]http://www.aica.org/subidas/2521.jpg[/img]

Asistentes
Se encontraban presentes en la ceremonia religiosa el embajador del Líbano, Antonio Andary; el diputado nacional Felipe Solá; la senadora nacional Miriam Boyadjian, el jurista León Arslanian, el economista Carlos Melconian y el conocido médico Daniel Stamboulian, asì como la cónsul de Armenia en Buenos Aires, Elen Arzoumanyan.

Y entre otros dignatarios religiosos, el obispo Crisóstomo Gassali, de la Iglesia Siriana Ortodoxa de Antioquìa; el metropolita ortodoxo ruso Ignacio, del Patriarcado de Moscú; el pastor evangélico armenio Yewovk Elmassian y el pastor luterano David Calvo, entre otros. También estaba Marco Gallo, de la comunidad San Egidio.

Entre otros funcionarios y autoridades públicas, estuvieron el director nacional de Pluralismo y Multiculturalidad, Julio Croci; la subsecretaria de Promoción de Derechos Humanos de la Nación, Marisa Silvia Nasimoff; la subsecretaria de Derechos Humanos y Pluralismo Cultural, Pamela Malewicz; el secretario administrativo del Senado de la Nación, Helio Rebot; el legislador porteño Martín Borrelli; el subjefe de la Policía de la Ciudad, Carlos Kevorkian; la subsecretaria de Abordaje Integral del Sedronar, Lidia Saya y el juez doctor Franco Fiumara.

También asistieron los benefactores y miembros del Fondo Nacional Armenio Carlos Potikian, Jorge Murekian y Arto Kalciyan; la señora Cristina Schirinian, de la corporación Aeropuertos 2000; los benefactores Sergio Akrabian y Cristina Miridjian; representantes religiosos de la Comisión Ecuménica de Iglesias Cristianas de la Argentina (CEICA) y de otras iglesias hermanas; dirigentes de la comunidad armenia y de otras colectividades; alumnos y directores de todos los colegios armenios.

En la sala en que fue recibida la vicepresidenta, podían verse fotos de los últimos patriarcas de la Iglesia Apostólica Armenia, entre ellos Vazkén I, Karekin I y Karekin II (el actual),todos los cuales visitaron la Argentina. Y en una foto se veía a monseñor Mouradian con el cardenal Jorge Mario Bergoglio, actual papa Francisco, a quien trató mucho cuando estaba en Buenos Aires. (Jorge Rouillon)+