Sábado 22 de enero de 2022

Catamarca rezó a la Madre del Valle por los educadores

  • 3 de diciembre, 2021
  • San Fernando del Valle de Catamarca (AICA)
En el marco de la novena en honor de la Pura y Limpia Concepción del Valle, la comunidad catamarqueña dedicó este 2 de diciembre a homenajear a los educadores de la diócesis.
Doná a AICA.org

En el cuarto día de la novena a la Pura y Limpia Concepción de Valle, el obispo de Catamarca, monseñor Luis Urbanc, celebró este jueves la Eucaristía en homenaje a los educadores. 

La celebración eucarística estuvo dedicada a rezar por los docentes de la educación estatal, privada y municipal, en actividad y jubilados, Docentes Jubilados Autoconvocados, gremios del sector, Vicaría Diocesana de Educación, Centro Educativo y Cultural Diocesano Virgen del Valle (Ceculd) y la Pastoral de la Educación.

La misa estuvo concelebrada por el vicario episcopal de Educación, presbítero Oscar Tapia; el rector de la catedral basílica y santuario de Nuestra Señora del Valle, presbítero Gustavo Flores; y el presbítero Eugenio Pachado, párroco de Jesús Niño.

La Eucaristía contó con la presencia de la ministra de Educación, doctora Andrea Centurión; la directora provincial de Educación de Gestión Privada y Municipal, profesora Claudia Madina, entre otros funcionarios del área; representantes legales y directivos de colegios e Institutos de Educación Superior (IES), entre otras autoridades.

Monseñor Urbanc comenzó su homilía saludando a quienes trabajan en el ámbito de la Educación, implorando “que la Madre de Dios los fortalezca e ilumine en este delicado y trascendental servicio que prestan en la sociedad”.

A continuación, se refirió a la sinodalidad, propuesta por el papa Francisco para caminar juntos como Iglesia. En ese sentido, meditó sobre el Evangelio de San Mateo, de "la casa sobre roca". Al respecto, advirtió: “Muchos creen que sólo cumpliendo con algunas oraciones o devociones como participar un día de una novena o en una procesión, ya tienen asegurada una suficiente relación con Dios que sustente el edificio de una existencia cristiana sometida a los vendavales seductores de una cultura que muchas veces vive al margen del Evangelio (…) Hay estilos de oración que en lugar de acercarnos a Dios para vivir en Él nos encierran en palabrerías, formalismos y monólogos sin posibilidad de escuchar al que trae la Vida y acoger la fuerza del Espíritu Santo. Construir el edificio de nuestra existencia cristiana requiere escuchar, cumplir, anunciar y enseñar la Palabra del Señor”. Por eso, luego consideró: “Dejamos de escuchar al que tiene Palabras de Vida Eterna para escuchar propuestas falsas que desorientan, enferman y esclavizan”.

“Pero no es suficiente escuchar, es necesario, también, cumplir la Palabra de Dios, ponernos manos a la obra para que nuestra espiritualidad no quede en buenas intenciones. No dejemos que el miedo, la comodidad, la dejadez, la ignorancia y el aburguesamiento religioso nos sumerjan en una existencia guiada por el piloto automático de la rutina o por voces diferentes a las del Señor de la Vida y de la Historia”, aconsejó.

“Querida Madre del Valle, ayúdanos a poner la mirada y la escucha en las imperecederas y siempre actuales enseñanzas de tu Divino Hijo Jesús. Que tengamos la certeza de que poniéndolas en práctica seremos de verdad felices y libres, pues esta es la profunda aspiración de todo ser humano que Dios hace existir con su bondad infinita”, imploró.

"Te pido, Madre amada, que asistas con tu ternura, sabiduría, amor y humildad a cuantos se ocupan de la educación de niños y jóvenes para que tengan el valor, la sapiencia y la sensatez que se necesitan para discernir lo que en verdad dignifica y hace plena la vida humana según el plan creador de Dios, del que todos los bautizados tenemos que ser testigos y valientes operadores, a fin de que nuestra sociedad humana viva en paz y progreso”, agregó.

Finalmente, pidió: "Que no dejemos de soñar, porque sólo caminando juntos, alcanzaremos los objetivos que dignifican e incluyen toda vida humana, que facilitan que hagamos de nuestra casa común, la Tierra, un verdadero hogar, que hacen que la economía sea un medio para que todos podamos vivir mejor y no un fin en la mano de unos pocos que somete al resto, que posibilitan una vida más plena, fraterna y solidaria donde no haya excluidos ni marginados".

"Toma, Madre clemente, nuestros deseos y necesidades y preséntalos ante nuestro Buen Padre Dios para que podamos ser, de verdad, una Iglesia sinodal y en salida al encuentro de quienes más necesitan del amor y la misericordia, para que los sueños de cada uno se hagan realidad”, concluyó.

En el momento de las ofrendas, junto con el pan y el vino, se acercó el documento “Lineamientos Diocesanos para la Educación de Catamarca”, fruto de un intenso trabajo interdisciplinario de las instituciones que conforman la Vicaría Episcopal de Educación.

Antes de la bendición final, el obispo pronunció la consagración ante a la imagen cuatro veces centenaria de la Virgen del Valle.

Las celebraciones son transmitidas en Facebook y YouTube de la Catedral, o en Facebook y YouTube del Obispado.+