Sábado 29 de enero de 2022

Carriquiry abogó por la unidad de los países de Latinoamérica

  • 30 de marzo, 2012
  • Buenos Aires (AICA)
En el auditorio Juan Pablo II, de la UCA, colmado al máximo, el secretario general de la Comisión Pontificia para América Latina, Dr. Guzmán Carriquiry Lecour, abogó por la unidad de los países de Latinoamérica, a los que une una lengua, una fe católica y una cultura, único caso en el mundo, y se refirió al sueño de los héroes de la independencia que ansiaban la constitución de la Patria Grande Latinoamericana. Dijo que lo que aún no se logró en el ámbito civil, lo logró la Iglesia católica al crear el Consejo Episcopal Latinoamericano (CELAM) en 1955. Antes de iniciar su conferencia, el rector de la UCA anunció que se había resuelto conferir al Dr. Carriquiry el doctorado "Honoris causa" de esta casa de altos estudios. El arzobispo de Buenos Aires, cardenal Jorge Mario Bergoglio SJ, en su calidad de Gran Canciller de la UCA, le impuso la cinta azul con la medalla, le entregó una plaqueta y el diploma que lo acredita en el título académico honorífico.
Doná a AICA.org
En un auditorio Juan Pablo II, de la Pontificia Universidad Católica Argentina, colmado al máximo, el secretario general de la Comisión Pontificia para América Latina, doctor Guzmán Carriquiry Lecour, abogó por la unidad de los países de Latinoamérica, a los que une una lengua, una fe católica y una cultura, único caso en el mundo, y se refirió al sueño de los héroes de la independencia que ansiaban la constitución de la Patria Grande Latinoamericana.
Dijo que lo que aún no se logró en el ámbito civil, lo logró la Iglesia católica al crear el Consejo Episcopal Latinoamericano (CELAM) en 1955.

Según se había anunciado, el jueves 29 de marzo, a las 19, el doctor Carriquiry ofreció una conceptuosa conferencia sobre "Una nueva apuesta por América Latina". Como se sabe, y lo expuso en sus libros, Carriquiry es un entusiasta y persistente defensor de la integración de los pueblos de América Latina y de sus valores culturales.

Antes de iniciar su conferencia, que fue largamente aplaudida por el público, el presbítero doctor Víctor Manuel Fernández, rector de la Pontificia Universidad Católica Argentina "Santa María de los Buenos Aires", anunció en una alocución previa, que se había resuelto conferir al doctor Carriquiry el doctorado "Honoris causa" de esta casa de altos estudios.

El arzobispo de Buenos Aires, cardenal Jorge Mario Bergoglio SJ, en su calidad de Gran Canciller de la UCA, le impuso la cinta azul con la medalla, le entregó una plaqueta y el diploma que lo acredita en el título académico honorífico.

Entre los asistentes, estuvo el nuevo nuncio apostólico, monseñor Emil Paul Tscherrig, que asistía por primera vez a un acto público, quien al ser presentado por el rector de la UCA fue saludado con un caluroso aplauso. Con él asistió también el secretario de la nunciatura, monseñor Robert Murphy.

Por el gobierno nacional estuvieron el secretario de Culto de la Nación, embajador Guillermo Oliveri, y el director general de Culto Católico, doctor Luis Saguier Fonrouge.

Por el gobierno de la ciudad de Buenos Aires asistió el director general de Cultos de la Ciudad, Alfredo Abriani.

Entre los dirigentes políticos estuvo el presidente de la Cámara de Diputados de la Nación, Julián Domínguez, quien en función de su cargo había declarado a este acto como "de interés general".

Se hallaban también numerosos obispos, autoridades, diplomáticos, políticos y representantes de distintos estamentos de la sociedad, componiendo una extensa lista de personalidades que respondieron a la invitación de la UCA.+