Miércoles 20 de octubre de 2021

Cáritas cumple 30 años de servicio ininterrumpido en Cuba

  • 26 de febrero, 2021
  • La Habana (Cuba) (AICA)
Cáritas nació en 1991, en plena crisis, y desde entonces creció tanto cualitativa como cuantitativamente: de unos 33.000 beneficiarios acompañados en 2014, a más de 51.300 al cierre de 2019.
Doná a AICA.org

El 25 de febrero se cumplieron 30 años de servicio ininterrumpido de Cáritas Cuba. En 1991, la isla pasaba por uno de sus peores momentos conocido como Periodo Especial. En una nota del Celam, se recuerda que eran tiempos en los que el principal aliado político y proveedor de Cuba, la Unión Soviética, había desaparecido, lo que generó una aguda crisis económica.

A partir de allí, la Conferencia de Obispos de Cuba emitió un decreto que anunciaba la fundación de Cáritas, cuyo eje transversal es la formación sistemática a voluntarios, animadores, formadores y demás colaboradores.

“En esos momentos, los más difíciles para el pueblo cubano en toda la segunda mitad de su siglo XX, la Iglesia Católica prendió una luz. No una luz en un altar, en el calor seguro del templo. Una luz que salía a la calle, como Jesús, donde estaba la necesidad de la gente”.

Precisamente “cuando vivimos momentos muy similares a los que hicieron surgir nuestra institución en el país, recordemos que nuestro llamado es el de estar allí, al lado del necesitado, aun en medio de las mayores dificultades”, expresaron en Cáritas Cuba.

Desde que se fundó Cáritas en la Isla, se logró “crecer como institución no solo cualitativa, sino cuantitativamente: de unos 33 mil beneficiarios acompañados en 2014 a más de 51300 al cierre de 2019”.

 “Si se mira nuestras estadísticas, hemos logrado todo ello gracias a “la extensa e incansable red de voluntarios” formada por más de 3.000 personas en toda la isla, incluso la mitad de estos voluntarios son mayores de 60 años y “algunos de ellos, no pocos, están vinculados a la labor de Cáritas desde aquel ya lejano 1991”, lo que demuestra “un impresionante compromiso con la fe y el amor al prójimo”.

Asimismo, destacan que toda la misión “se ha sostenido financieramente gracias a la colaboración fraterna con otras Cáritas internacionales y con organizaciones hermanas, como Friends of Caritas Cubana conformada por cubanos en la diáspora y personas de diversas nacionalidades”, se lee en la nota del Celam.

Entre las demás actividades, “todos los años realizan entre mayo y agosto una colecta anual, donde feligreses y personas de buena voluntad dan sus aportes económicos”, recuerdan en el texto. En efecto, en 2019 en 11 diócesis recaudaron 10.000 dólares. Para la administración de todos estos recursos “en cada una de nuestras oficinas en Cuba y la de la sede nacional contamos con un equipo de profesionales de la contabilidad, quienes aseguran una ejecución estricta y transparente de los presupuestos”.

“Velamos por ello con gran celo y recibimos anualmente las auditorías de proyectos institucionales como una oportunidad para actualizar y perfeccionar nuestros controles”.+