Domingo 26 de septiembre de 2021

Card. Becciu, "siempre he sido obediente al Papa, tengo la conciencia tranquila"

  • 28 de julio, 2021
  • Ciudad del Vaticano (AICA)
Los abogados defensores de los diez acusados en el juicio por irregularidades financieras en el Vaticano presentaron sus mociones preliminares.
Doná a AICA.org

El juicio por las irregularidades financieras en la Secretaría de Estado de la Santa Sede, tuvo su primera audiencia este martes 27 de julio en la sala habilitada para usos múltiples en los Museos Vaticanos, en la que intervinieron los abogados defensores de los diez acusados, entre ellas el cardenal italiano Angelo Becciu.

“Estoy sereno, me siento tranquilo en mi conciencia, confío en que los jueces verán los hechos y mi gran esperanza es que reconozcan mi inocencia”, dijo el purpurado al llegar al juicio, apelando a su obediencia al Papa. 

“Siempre he sido obediente al Papa, él me confió muchas misiones en mi vida, quería que fuera a juicio y yo vengo al juicio. Estoy tranquilo, tengo la conciencia tranquila, tengo la confianza de que los jueces podrán ver bien los hechos y mi gran esperanza es la certeza de que reconozcan mi inocencia”, señaló el cardenal Giovanni Angelo Becciu, ex vicesecretario de Estado, acusado de malversación, abuso de funciones también en grado de complicidad, y soborno. 

Según su abogado, Fabio Viglione, el purpurado “espera con serenidad el proceso y la demostración de las numerosas pruebas y testimonios que demostrarán su inocencia de toda acusación”.

Para Viglione, el promotor de Justicia no respetó la presunción de inocencia ni confrontado por hechos; por eso el cardenal “espera con tranquilidad la continuación del juicio y la demostración de las numerosas pruebas y testigos señalados que demostrarán su inocencia respecto a todos los cargos”, aseguró.

Además, el abogado de Becciu anunció que el purpurado “dio un mandato para denunciar a monseñor Alberto Perlasca y a la señora Francesca Immacolata Chaouqui por calumnias, por las gravísimas y completamente falsas declaraciones hechas en el curso de la investigación al Promotor de Justicia, de las que sólo tiene conocimiento desde hace unos días”. 

Los ausentes, declarados en rebeldía
El argumento más repetido entre los defensores fue la falta de jurisdicción sobre casi todos los supuestos delitos de malversación, blanqueo, fraude y abuso de poder que se dirimen en este proceso penal. Los abogados de los acusados también han presentado su lista de testigos y han conseguido que el Tribunal acepte algunas excepciones en el procedimiento.

El abogado de Cecilia Marogna pidió un aplazamiento y el del financiero Gianluigi Torzi señaló que este tiene un “impedimento legítimo” para salir del Reino Unido ya que sería detenido. Por su parte, el tribunal dictaminó que todos los acusados ausentes en la primera vista del juicio fueran juzgados en rebeldía, a excepción de Torzi. 

El primer día del juicio en el Vaticano por los negocios ilícitos realizados con fondos de la Secretaría de Estado, a partir de la venta del edificio de Sloane Avenue en Londres, duró siete horas, desde las 9.41 hasta las 16.45, en presencia de una treintena de abogados, periodistas, gendarmes y sólo dos de los diez acusados: monseñor Mauro Carlino y el cardenal Becciu, cuyas prerrogativas del cardenalato fueron revocadas por el Papa en septiembre de 2020.+