Jueves 2 de diciembre de 2021

Capítulo provincial de los frailes mercedarios en la Argentina

  • 12 de octubre, 2021
  • Córdoba (AICA)
En la mañana del sábado 9 de octubre se inició en Córdoba el 39 Capítulo Provincial de los mercedarios en la Argentina.
Doná a AICA.org

"Por la mañana bien temprano" del sábado 9 de octubre, con el lema: “Llamados por la Trinidad Redentora a vivir un proyecto liberador en misión compartida al servicio del Cautivo”, se inició el XXXIX Capítulo Provincial de los frailes mercedarios en la Argentina, cuyas sesiones, que se extenderán hasta el sábado 16, se desarrollan en "La Hospedería del Convento", que es la casa de retiros espirituales del colegio León XIII de la ciudad de Córdoba.

"A lo largo de las asambleas de 2020 y 2021 -se explica en un comunicado- fueron surgiendo dos ejes de trabajo que guiarán el discernimiento, fuertemente arraigados en el modo de encarnar el carisma mercedario, que se presentan como desafíos para el próximo trienio: la misión compartida y la centralidad en los cautivos. Estos son los innegociables de la espiritualidad y el carisma mercedarios que debe reflejarse de manera concreta en el modo de organizar los diversos ámbitos de la vida religiosa comunitaria de los frailes". 

El Capítulo comenzó con la misa de Nuestra Madre de la Merced, a cuyo término los frailes capitulares en procesión con la Cruz y las imágenes de Nuestra Madre de la Merced y del fundador de la Orden de la Merced, San Pedro Nolasco, se dirigieron al aula capitular, donde comenzó la sesión inaugural. 

El saludo y las palabras de inicio estuvieron a cargo del padre fray Carlos Alberto Gómez O.de M, a quien el Maestro General, fray Juan Carlos Saavedra Lucho O.de M., designó para presidir el Capítulo como su delegado, disposición excepcional debido a la situación sanitaria mundial. 

Tras prestar su juramento, elegir los roles de secretario, escrutadores, moderador, el reglamento, el equipo encargado de las comunicaciones oficiales y el de redactar el mensaje capitular para la Provincia Mercedaria Argentina, la agenda que guiará los tiempos y materiales para el trabajo a desarrollar. 

Por la tarde las sesiones se enfocaron en la información sobre el estado actual de la Provincia Mercedaria Argentina, dando lugar a que cada fraile comparta las memorias del último trienio sobre el área o comunidad que le compete. 

En las siguientes jornadas hasta el 16 se irán estudiando las líneas de acción que guiarán el desarrollo de la vida mercedaria para el próximo trienio y la elección del nuevo provincial. 

María de la Merced no es propiedad de los religiosos
En sus palabras de apertura, Fray Carlos Alberto Gómez, tras citar una expresión del arzobispo de Tucumán, monseñor Carlos Alberto Sánchez: "La Merced nos regaló una espiritualidad", recordó que "tenemos que estar atentos a mirar la realidad y que este Capítulo nos ayude a vivirla, ya que en medio de la pandemia no nos hemos quedado. Seguimos creciendo como familia mercedaria en misión compartida con los laicos, porque María de la Merced no es propiedad de los religiosos, ni las religiosas mercedarias.  

"Quiero rescatar y destacar como familia que son los papeles de los laicos que nos van impulsando para que seamos fieles a nuestra misión, y que como el papa Francisco que nos invita a la sinodalidad, somos comunidad religiosa que comparte con los laicos, desde Nolasco hasta nuestros días". 

Qué es un Capítulo Provincial
Al informar sobre la realización del XXXIX capítulo provincial de los mercedarios de la Argentina, la responsable de prensa de la Orden Mercedaria, licenciada Melina Bellanich, entregó una gacetilla en la que señala qué es un capítulo provincial y para qué se celebra. 

"Es una asamblea administrativa electiva -explica- en la que participa el equipo provincial que concluye el servicio de gobierno y animación; superiores de comunidades; representantes de áreas de animación y delegados de las bases. Su preparación en discernimiento, oración y análisis de la realidad a la luz del carisma mercedario es imprescindible. 

"El Capítulo Provincial se celebra cada tres años. Transcurre durante una semana y en su transcurso los religiosos convocados organizan la vida y misión de las expresiones de la Merced en la Argentina y sientan las bases de futuros programas. 

La celebración del Capítulo tiene entre sus propósitos evaluar lo vivido en las comunidades locales en el trienio que concluye; fortalecer la fraternidad a todo nivel; discernir los nuevos desafíos y proyectarlos en un plan orgánico donde todos somos parte; decidir sobre la vida y misión de la Orden en la nueva realidad que vivimos; elegir al Superior Provincial y a su consejo para la animación y conducción de la Provincia; y afianzar la convocación, discernimiento, acogida y acompañamiento vocacional. 

Qué se puede esperar de las deliberaciones capitulares
Intensificar una lectura integral de la realidad, abrazarla, asumirla con gesto de memoria y profecía en las nuevas periferias de la libertad amenazada; dar nuevo impulso a la vocación mercedaria en todas sus expresiones; vigorizar la propuesta vocacional, involucrando a la familia mercedaria en suscitar, discernir, acoger y acompañar las nuevas vocaciones; y robustecer una espiritualidad encarnada, que convoque a laicos y religiosos, contando con las riquezas, talentos y aportes de toda la comunidad.+