Sábado 18 de mayo de 2024

Año Santo 2025: El Papa encomendó la preparación a monseñor Fisichella

  • 27 de diciembre, 2021
  • Ciudad del Vaticano (AICA)
Francisco encargó al Pontificio Consejo para la Promoción de la Nueva Evangelización la coordinación del próximo Año Santo
Doná a AICA.org

"El Santo Padre Francisco confió al Pontificio Consejo para la Promoción de la Nueva Evangelización, la coordinación, por parte de la Santa Sede, de la preparación para el Año Santo 2025", informó en un comunicado la Oficina de Prensa de la Santa Sede.

“En este sentido -dice el texto- en los últimos días el presidente del mismo Consejo, monseñor Rino Fisichella, se reunió con los superiores de la Secretaría de Estado, la Administración del Patrimonio de la Sede Apostólica y la Secretaría de Economía”.

Es un Jubileo ordinario. El último Jubileo fue el extraordinario Año Santo dedicado a la Misericordia. 

Francisco lo había proclamado con la Bula "Misericordiae Vultus", confiando la coordinación, incluso en ese caso, a monseñor Fisichella: había durado desde el 29 de noviembre de 2015, con la apertura anticipada de la Puerta Santa en Bangui, África Central, el 8 de diciembre en San Pedro- al 20 de noviembre de 2016.

El Año Santo 2025 será el vigésimo séptimo Jubileo ordinario de la historia de la Iglesia. El primer Jubileo fue proclamado por Bonifacio VIII en 1300. 

Entre los peregrinos que llegaron a Roma para este primer Jubileo recordamos a Dante, Cimabue, Giotto, Carlo di Valois, hermano del rey de Francia, con su esposa Catalina.

En un primer momento se pensó celebrarlos cada cien años, pero Clemente VI en 1350 decidió que se celebraran cada 50 años. Pablo II, con una Bula de 1470, estableció que el Jubileo debería tener lugar cada 25 años.

Los acontecimientos del período napoleónico impidieron que Pío VII anunciara el Año Santo de 1800. En 1850, las tensiones que siguieron al establecimiento de la República Romana y el exilio temporal de Pío IX no permitieron que se llevara a cabo el Jubileo. Pero el propio papa Mastai Ferretti pudo celebrar el Año Santo de 1875, aunque sin las ceremonias de apertura y cierre de la Puerta Santa debido a la presencia de tropas italianas en Roma.

León XIII anunció el primer Jubileo de 1900 y Juan Pablo II el primero de 2000. Entre los diversos Jubileos extraordinarios, además del Año Santo de la Misericordia promovido por el papa Francisco, podemos recordar el de 1423, anunciado por Martín V para celebrar el final del cisma y el regreso del papado a Roma después del exilio de Aviñón, el Jubileo anunciado por Pío XI en 1933 para el 1900 aniversario de la Redención, el Jubileo proclamado por Pablo VI en 1966 para la conclusión del Concilio Vaticano II y el anunciado por Juan Pablo II en 1983 para la 1950 aniversario de la Redención. Y recientemente el papa Francisco también habló sobre el próximo Jubileo de la Redención en 2033.

El Jubileo ofrece a los fieles la posibilidad de obtener una indulgencia plenaria para ellos mismos o para un difunto; es un año de reconciliación y conversión, de solidaridad y compromiso con la justicia al servicio de Dios y de los hermanos.+