Martes 15 de junio de 2021

Andrea Tornielli: Comunicar el Evangelio viendo la cara de la persona que sufre

  • 18 de mayo, 2021
  • Buenos Aires (AICA)
El director editorial del dicasterio vaticano habló con AICA sobre la tarea del comunicador: "Dejarse conmover por el sufrimiento de la gente, sus historias y comunicarlas, es una tarea entusiasmante"
Doná a AICA.org

En el marco de la Jornada Mundial de las Comunicaciones, celebrada el domingo 16 de mayo y a pocos días de la apertura de la Diplomatura superior universitaria en estrategias y gestión de proyectos comunicacionales de instituciones eclesiales, el director editorial del Dicasterio de Comunicaciones de la Santa Sede, Andrea Tornielli, conversó con AICA sobre su tarea en el Vaticano, los medios de comunicación de la Iglesia en Latinoamérica y la Argentina y el manejo de las “fake news”, entre otros temas.

El doctor Tornielli será uno de los expositores en el acto inaugural virtual de la Diplomatura -el próximo sábado 22 de mayo- junto con el padre Antonio Spadaro SJ, director de la revista La Civiltà Cattolica.

Tornielli, veterano vaticanista, casado y padre de tres hijos, nació en Chioggia, Italia, el 19 de marzo de 1964. Estudió en la Universidad de Padua, donde se licenció en Historia de la Lengua Griega.

Entre 1992 y 1996 ejerció el periodismo como redactor de la revista mensual “30 Giorni”. Entre 1996 y 2011 trabajó en el diario “Il Giornale” y desde abril de 2011 en el diario “La Stampa”, donde coordinó la web “Vatican Insider”. En 2018 el papa Francisco lo nombró director editorial del Dicasterio para la Comunicación, de la Santa Sede.

Es el responsable de coordinar los medios del Vaticano. Entrevistó al papa Francisco para el libro "El nombre de Dios es Misericordia" y es autor de otras publicaciones, entre ellas la primera biografía del pontífice Francisco: "Juntos", traducida a 16 idiomas, y el volumen "Papa Francisco. Esta economía mata", traducida a 9 idiomas.

Al recordar que AICA cumplirá el próximo 11 de junio, 65 años ininterrumpidos de vida, Tornielli expresó: “AICA es una experiencia muy importante y significativa, un don para la Iglesia en la Argentina y en América Latina”, y destacó que el servicio de la comunicación “es una gran tarea, entusiasmante, que tenemos que vivir y presentar con creatividad” y al mismo tiempo “involucrar a los jóvenes en este servicio a la comunicación del Evangelio”.

- ¿Cuál es la función del director editorial del Dicasterio de Comunicaciones del Vaticano?
- La reforma de los medios de comunicación de la Santa Sede se desarrolló unificando a 11 diferentes realidades, medios y oficinas. Mi cargo es la responsabilidad editorial -bajo la autoridad del prefecto del Dicasterio para la comunicación- de todos los contenidos editoriales, es decir los contenidos de Radio Vaticana, de Vatican News, de L'Osservatore Romano, de los medios de comunicación social conectados con estas realidades, y de la editorial Libreria Editrice Vaticana.

Mi trabajo es principalmente periodístico, en conexión con los directores o los responsables de los diferentes medios, intentando por una parte seguir una misma línea y por otra parte respetar las diferencias culturales y de idiomas que el sistema de información de la Santa Sede tiene.

En nuestro espacio trabajan más o menos 250 periodistas de 69 países diferentes que escriben y transmiten en 41 idiomas.

- ¿En qué punto está la reforma planteada por Francisco para los Medios del Vaticano?
- La reforma está en marcha, intentamos trabajar más en red, conectados, poniendo en común las capacidades y el don de cada uno, para enriquecer nuestro servicio. Somos Iglesia en salida porque intentamos mirar donde no miran tal vez los ojos de los medios de comunicación hegemónicos. Intentamos hablar de realidades desconocidas, de países pobres, de noticias positivas que nos llegan desde las periferias. Intentamos hablar de vidas, de historias, de experiencias.

- ¿Cómo ve el Dicasterio de Comunicación la vida de la Iglesia en Latinoamérica y en la Argentina y a los medios que poseen?
-Los medios latinoamericanos nos presentan la riqueza de una historia y de una vida eclesial. Creo que todos -aquí en Roma y allá en la Argentina- tenemos que preguntarnos qué paso necesitamos dar para renovarnos utilizando los nuevos instrumentos de comunicación de una manera que más eficaz y sobre todo evangélica, para crear puentes y mostrar una realidad diferente y lejana del odio que muchas veces se refleja en las redes sociales. Se necesita coraje para cambiar, un esfuerzo para modificar nuestro lenguaje tal vez autorreferencial, para hablar a los demás, a los que están afuera.

- ¿Cómo afrontan desde el Dicasterio la cuestión de las fake news, de las que el Papa habla tanto y que se aconseja para el manejo de crisis (abusos, internas, etc)?
- Las fake news se combaten con la profesionalidad: aún más ahora, en una época en la que todos pueden usar las redes sociales, abrir un blog, comentar, poner en red noticias, es necesario -mejor, es indispensable- formar periodistas que averigüen las fuentes, que sepan trabajar de una manera profesional.

Al mismo tiempo, necesitamos de periodistas cristianos que miren al mundo con los ojos del Evangelio; que sepan mirar a la gente, a las heridas de la gente, con compasión, poniéndose a la medida de los que tenemos en frente.

A los medios católicos se aconseja no esconder la verdad, decir la verdad, pero siempre con caridad y misericordia, sin ponerse en una posición de juez, juzgando desde arriba.

- ¿Cómo alentar a los jóvenes comunicadores a que se sumen a este apostolado?
- AICA es una experiencia muy importante y significativa, un don para la Iglesia en la Argentina y en América Latina. Es interesante tratar de involucrar a los jóvenes porque el servicio de la comunicación es por sí mismo un servicio a la comunicación del Evangelio si ayuda a construir puentes, a mantener en contacto a las personas, a mostrar cuánto bien hay en el mundo, cuánta gente ayuda a otros hermanos y hermanas. Es verdaderamente una gran tarea, que tenemos que vivir y presentar con creatividad. Significa dejarse conmover desde el sufrimiento de la gente, dejarse herir por sus historias, y comunicarlas. ¡Es realmente una tarea entusiasmante!”.

Diplomatura
La Diplomatura Superior Universitaria en Estrategias y Gestión de Proyectos Comunicacionales de Instituciones Eclesiales realizará el sábado 22 de mayo el acto inaugural virtual con las exposiciones del padre Antonio Spadaro SJ, director de La Civiltà Cattolica y consultor del Pontificio Consejo de Cultura, y el doctor Andrea Tornielli, director editorial del Dicasterio para la Comunicación del Vaticano.

La sesión inaugural será a las 9 horas (a las 14 horas de Italia) y se transmitirá por las redes de la Conferencia Episcopal Argentina.

Tornielli, debido a su función en el Dicasterio para las Comunicaciones, expondrá sobre “Estrategias de comunicación de la Santa Sede para la Iglesia en Salida”. En su presentación hará conocer y valorar las acciones concretas del Santo Padre y del Vaticano para instalar la Iglesia en salida como uno de los grandes mandatos del papa Francisco.

El padre Spadaro disertará sobre “Los desafíos y ejes sobre la comunicación del Magisterio del Santo Padre Francisco”.

La propuesta académica sobre la comunicación en el Magisterio y la pastoral de una Iglesia en salida, cuenta con el auspicio de la Conferencia Episcopal Argentina (CEA), la Comisión Episcopal de Comunicación Social, el Programa FE, la Agencia Informativa Católica Argentina (AICA), y la diócesis de Mar del Plata.

La Escuela Universitaria de Teología (EUT), a cargo de la organización, destacó que quedan pocas vacantes disponibles para cursar la Diplomatura Superior Universitaria en Estrategias y Gestión de Proyectos Comunicacionales de Instituciones Eclesiales.+